sábado, 29 de diciembre de 2007

El mar, cerca de la isla de Achill, comienza el año

Una foto preciosa de un mar embravecido en las costas de la isla de Achill [ googleearth: 53º58'N + 10º0'W ], en Irlanda oeste, comienza el libro y año de Plisson. La foto que pondré no reflejará exactamente el texto del libro, pero las imágenes las tengo en mi cabeza, desde aquel crucero del año 93.

El mar, día a día. 1 de enero.

Irlanda. En la isla de Achill, un sutil haz de luz ilumina la bahía al estilo del pintor Turner.

En la cara occidental de Irlanda, el océano se infiltra por todas partes con una sucesión de calas profundas y estrechas. El océano parece insinuarse en todas partes en Irlanda que le abre, en su vertiente occidental, una sucesión de caletas estrechas y profundas. Con unos 3.000 km de costas recortadas, Irlanda tiene unos paisajes grandiosos en los que el mar es un invitado de honor. La isla de Achill emerge a algunas millas al oeste, cerca de los acantilados de Slieve League [ googleearth: 54º37'N + 8º40'W ], los más altos de Europa, que constituyen una muralla de 600 m de altura frente al oleje del Atlántico. El viento crea ondulaciones en la superficie del mar que, poco a poco, si el fenómeno se prolonga, se convierten en olas. A primera vista, parece que sea el agua la que se desplaza con cada ola, cuando, en realidad, se trata de ondas que se propagan. Cuando las olas se extienden más allá de la zona donde se han formado debido a la acción del viento, se transforman progresivamente en mar de fondo. Pero el mar de fondo y las olas no siguen necesariamente la misma dirección. Incluso, pueden entrecuzarse, si un viento de dirección contraria crea nuevas olas en un mar de fondo generado en una zona lejana.





- - - fin del día 1 de enero - - -

Como empieza a ser frecuente, me ha costado un poquito encontrar la foto, pero merece la pena.
Comencé buscando en [google: slieve league cliffs], y allí la mejor entrada me pareció la de la Wikipedia sobre Slieve League, y desde allí me fui a la entrada sobre el Condado de Donegal, en donde encontré a foto, enlazada a un portal de distribución de fotos de dominio público muy interesante: PDPhoto.org que habrá que bucear con más calma.

En fin, no se si estos acantilados de Slieve League son los mismos que los comentados en el libro de Plisson, ya que estos estan en el Condado de Donegal, y la isla de Achill está en el Condado de Mayo. Pero bueno, lo dejo así.

Por curiosidad, comento que en la Wikipedia se comenta que para llegar a los acantilados hay que salir desde Teelin [ googleearth: 54º38'N + 8º38W ] y tomar una carretera estrechita que lleva a los acantilados. Pero lo curioso que decía es que me he enterado que en Irlanda y en Gran Brtaña no utilizan siempre latitudes y longitudes sino una parrilla propia para georreferenciar las posiciones: Irish Grid Reference System. Incluso hay un Ordnance Survey :-)

El piano en Nueva Zelanda

Esta sí que ha sido fácil, gracias a la magnífica película de Jane Campion. Un poco del buscador Google, añadir un poco de Google Earth y ya se tiene foto y localización.

El mar, día a día. 31 de diciembre.

Nueva Zelanda. La playa en la cual se filmaron las escenas del desembarco de El piano, la película de Jane Campion.

Cuando, en 1993, Jane Campion puso su cámara en Kare Kare [ googleearth: 36º59'S + 174º28'E ], esta playa de Nueva Zelanda recibía el viento y la lluvia de un cielo gris que parecía querer quedarse para siempre. Este asombroso paisaje, de aspecto tan salvaje, se encuentra en realidad a sólo una hora del centro de Auckland [ googleearth: 36º50'S + 174º46'E ], la gran ciudad de la isla del Norte. Aquí, los bosques se suceden y llegan hasta el borde del agua y las calas rivalizan por su belleza. Esta región incluye asimismo unas 47 islas de ecosistemas marinos muy ricos. Tampoco escasean las ballenas, a cuyo encuentro van muchos hombres. En estos paisajes grandiosos, equipados con sus trajes de buceo, numerosos surfistas se aventuran en las aguas verdes y movidas del océano Pacífico. Los neozelandeses están ávidos de sensaciones fuertes y de contacto privilegiado con la naturaleza. En particular, las costas de los alrededores de Auckland son santuarios de aves marinas, las cuales, apenas abandonan el nido, vuelan entre las pendientes soleadas y juegan con el viento sin temer la presencia del hombre.


- - - fin del día 31 de diciembre - - -

Al buscar la latitud y longitud de la playa de Kare-Kare, me acabo de dar cuenta de que están en las antípodas, en lugar del Norte en el Sur, y en lugar del Oeste en el Este :-) lo cual prueba la gran tontería de las localizaciones geográficas: en las antípodas y tan apasionados por el mar como los atlánticos !-)


viernes, 28 de diciembre de 2007

Islas de Arán en la bahía de Galway

Arán, Galway, Irlanda, todo esto me suena :-)

El mar, día a día. 30 de diciembre.

Irlanda. En la bahía de Galway, los corderos de las islas de Arán ven pasar el cielo.

El puerto de Galway [ googleearth: 53º16'N + 9º3'W ] es la puerta de entrada a Connemara, pero más al oeste, hacia el mar, se perfila un rosario de tierras salvajes, las islas de Arán [ googleearth: 53º4'N + 9º33'W ]. Allá abajo, el paisaje cambia en función de la luz. Bastan unos minutos para que una pradera soleada se sumerja en la obscuridad. En esta región, es costumbre decir que cada día pasan las cuatro estaciones. Nubes y chubascos venidos del mar se abaten sobre los austeros campos, sin alterarlos. Por el contrario, les otorgan otros reflejos. Las pequeñas manchas blancas de los corderos animan las pendientes de las colinas, mientras que un damero de tapias y cercas de piedra protege cada parcela de los ataques del viento. La carretera se pierde en sus propios meandros, algunas granjas iluminan la llanura, a lo largo de los muros se alinean los ladrillos de turba, intentando secarse en la tormenta. Más tarde irán a alimentar el fuego en el hogar de la chimenea, cuando caiga la noche, la noche verdadera, la de las estrellas.


[ Islas de Aran ]
[ Fotógrafo: isol ]



- - - fin del día 30 de diciembre - - -

Por cierto, hablando de turba, es imposible olvidar que no sólo sirve para calentarse, sino para tostar y elaborar los famosos whiskies de malta de las islas, como los Talisker, Lagavulin, Bowmore y, como no, el Laphroaig :-) de los que ya hablaré en la bitácora del 93.

Niebla y neblina

Hoy, que es casi fin de año, hay una entrada que ni está georreferenciada ni tiene foto especialmente detallada. Mejor, así será más fácil encontrar una foto genérica.

El mar, día a día. 29 de diciembre.

La niebla es la pesadilla del marino. Cuando el sol se abre paso entre la capa de niebla, renace la esperanza de volver a ver el horizonte.

Provocada por la suspensión en el aire de pequeñas gotas de agua, la niebla limita la visibilidad a 5 km. Cuando todo desaparece más allá de 1 km se instala la bruma (neblina), formada por la condensación del vapor de agua debida al paso de una masa de aire caliente y húmeda por encima de la superficie fría del mar. En este universo ciego que hace desaparecer el perfil de la costa y la luz de los faros, los marinos utilizan señales sonoras. Están atentos a la grave llamada de un cuerno de niebla, que a veces deletrea en morse las letras del alfabeto, al grito agudo de una sirena o a la advertencia de una baliza que señaliza silbando o tocando la campana. Estas señales hacen todo lo posible para guiar a los barcos con su estruendo, pero la niebla algodonosa deforma los sonidos, los atenúa y hace que resulte imprecisa la determinación de su situación. Las señales emitidas por radio y el GPS confirman entonces las estimaciones, mientras que, cerca de las costas, se avanza vigilando, mediante una sonda, la profundidad que permite comprobar la situación en el mapa.


[ BARCO EN LA NIEBLA ]

[ Fotógrafo: Zoa ]


- - - fin del día 29 de diciembre - - -

Acabo de reconfirmar mi sospecha de que esto de publicar un blog es un pozo sin fondo. Mi intención era elaborar esta entrada en 10 minutillos... llevo más de una hora: al buscar la foto para la entrada, ayudado por el buscador de Google con imágenes: [google: barco en la niebla y el sol], he encontrado un blog con fotos preciosas, el de Zoa, citado más arriba. También he encontrado otro blog con una descripción de un temporal en la Mancha, que ya me gustaría a mí poder escribir algo parecido :-)

El río Rance, cerca de la maremotriz

A falta de pan, buenas son tortas, que decían. La foto de hoy, con el río Rance en plena niebla es casi imposible de encontrar, con poco tiempo. O sea que pondré una foto que tiene que ver (creo) con el comentario elogioso del comandante explorador.

El mar, día a día. 28 de diciembre.

Pequeña embarcación de pesca por la mañana en el Rance. Homenaje al comandante Charcot.

Entre Dinan [ googleearth: 48º27'N + 2º3'W ] y Saint-Malo [ googleearth: 48º39'N + 2º0'W ], pasados unos kilómetros de la central maremotriz, el Rance discurre en medio de una luz intemporal. La embarcación traza una estela perfecta en el espejo del río, a dos pasos de la casa en la que descansaba el comandante Charcot entre dos expediciones polares. El navío del aventurero, el Pourquoi pas, venía aquí a varadero en el astillero Lemarchand. Cuando hizo construir este tres palos, Charcot ya había explorado dos veces la Antártida, además de realizar un viaje de reconocimiento de las costas de las Shetland y de haber abordado la tierra de Graham. A bordo de este barco, especialmente diseñado para las latitudes extremas, Charcot, que se consideraba hijo adoptivo de Saint-Malo, en 1908 volvió por tercera vez a la Antártida. Más tarde se dedicó a recorrer los mares septentrionales. Después de varios viajes por el océano Ártico, Charcot desapareció con el Pourquoi pas, que naufragó el 14 de julio de 1936, en elta mar a la altura de Islandia.


- - - fin del día 28 de diciembre - - -

Buscando, buscando, he encontrado una foto que no tiene casi nada que ver con el comentario anterior, aunque sí está relacionada con el agua casi marina: la vista de una esclusa en el río, a la altura de la central maremotriz allí instalada.





jueves, 27 de diciembre de 2007

El Cuauhtemoc en Ruán

Hoy actualizo desde un cibercafé por lo que no tendré tiempo para grandes virguerías... además tengo que ir a dar un paseo a ver la mar :-)

El mar, día a día. 27 de diciembre.

Ruán. El barco mejicano Cuauhtemoc culmina su descenso del Sena durante el desfile de la Armada 2003.

Si bien es cierto que la ciudad de Ruán [ googleearth: 49º26'N + 1º5'E ] no está situada frente al mar, también lo es que a sus gentes no les falta el hálito marino. En efecto, durante el desfile de la Armada 2003, más de cincuenta embarcaciones y seis mil marinos de veinte nacionalidades distintas se reunieron en la capital de la Alta Normandía. Veleros de tres palos, goletas, cruceros e incluso porta-helicópteros, los más bellos del mundo, remontan tradicionalmente el Sena para amarrarse en el corazón de Ruán. La multitud se despereza sobre los muelles, admira estas magníficas embarcaciones y luego las deja partir de nuevo, que desciendan entonces hasta el estuario y recobren el mar. Con ocasión del desfile, estos prestigiosos barcos atraviesan otros puertos, otros paisajes, se deslizan bajo inmensos puentes, y desembocan en la Mancha. Los hombres del Cuauhtemoc, este inmenso velero de tres palos y 91 metros de eslora, saludan a la muchedumbre agolpada delante de Honfleur [ googleearth: 49º25'N + 1º05'E ]. Los 90 cadetes de este buque- escuela, alzados audazmente sobre las vergas, se hallan sin embargo discretamente asegurados por arneses, la ilusión óptica es perfecta...

[ Le Cuauhtemoc ]

[ Fotógrafo: Guillaume RUEDA ]


- - - fin del día 27 de diciembre - - -

Y ahora, a dar una vueltecita por el Elogio del Horizonte [ googleearth: 43º32'N + 5º39'W ]. No se si me dará tiempo a ver esta escultura de Chillida, que encuadra el mar como aquel cuadro de Magritte.


[ Elogio del Horizonte ]

[ Fotógrafo: Llara ]

miércoles, 26 de diciembre de 2007

Puerto de Vannes en el Morbihan

La foto que se muestra es la del puerto de Conleau [ googleearth: 47º37'N + 2º46'W ], en el mismo golfo de Morbihan, y cerca del puerto de Vannes.


El mar, día a día. 26 de diciembre.

Vannes. Montgolfieras suspendidas sobre el Golfo de Morbihan.

El aliento de la llama se escapa del hornillo y asciende hacia el interior del globo cargado de aire. Sus pasajeros, agazapados en el cesto de mimbre, pueden contemplar el suntuoso golfo de Morbihan, sus islas de bosquecillos verdeantes y sus cursos de agua. Las quince aeronaves de La semana del Golfo 2003 se elevan despacio guiadas simplemente por los efectos del viento. Más abajo, sobre la superficie del mar, se multiplican los reflejos y los colores de estos ingenios volantes. La multitud reunida los mira alejarse al atardecer, mientras la pequeña flota de barcos antiguos, acompañada por veleros modernos, arriba al puerto de Vannes. Más de 1.000 embarcaciones de tiempos pasados se han dado cita en esta edición de 2003, y han navegado por el golfo, esparciendo recuerdos entre las islas, los puertos y las calas más remotas de este "pequeño mar", "Morbihan" en bretón. La brisa los ha llevado hasta las laderas de las islas de Arz y Moines, cuyos habitantes parecen divididos entre el espectáculo del cielo y el del mar, aunque ambos se unan allá abajo, a la altura del horizonte, para conformar una única y sublime visión.



[ Découvrir Vannes ]

- - - fin del día 26 de diciembre - - -

¡Ah, qué recuerdos!. Creo que uno de mis cursos de Glenans, de perfeccionamiento de catamarán, en Hobie Cat 16, comenzó tomando una embarcación en ese puerto de Conleau, para ir a la base de Glenans situada en la Isla de Arz.

- - -

De Kilcummin a Sligo

Este largo fin de semana de Navidad me ha permitido buscar fotos del crucero del 93, y las he encontrado !-) Mucho trabajo para escanearlas y para poner "horizontal" la superficie del horizonte marino en muchas de las fotos :-)

Ya está hecho. Sigo con la bitácora del 93.

Pero antes de todo, y para disfrutar de las fotos, hay que contar que los 2 barcos en los que hacíamos el crucero se llamaban "Atlantic Diva" y "Atlantic Hero", y que Anne era una de las tripulantes francesas de mi mismo barco. La otra se llamaba Florence.



Bitácora del 21 de julio de 1993

Anne sube al mástil.

[ Anne se estaba preparando para subir ]


[ Anne ya ha subido y saca una foto, mientras yo sacaba otra foto de ella ]

El día está soleado, con viento del Norte flojo. Hay mar de fondo. Nos comemos unas patas de cangrejo de aperitivo y tendremos algunas para el almuerzo. Hoy vamos a Sligo [googleearth: 54º16'N + 8º29'W]. Será un día tranquilo y quizás habrá ducha... Mucho sol, poco viento.

[ Florence, Daragh y Anne, con solecillo ]

Una motora de aduaneros nos visitó. Jonathan pescó 6 chicharros.

[ Jonathan y Florence. No sé si antes o después de pescar ]

Nada especial en la navegación. No había puntos para localizar, así que seguimos al otro barco. Al final, "el hombre de metal", Metalman [googleearth: 54º18'N + 8º34'W], a la entrada de la ría de Sligo.

[ El famoso Metalman, con su luz de posición ]

[ Otra vez el Metalman. No me veo en la foto, estaría en la carta. Al fondo el faro de la Oyster Island ]

Fuimos de compra a Sligo. Un montón de gente. Irlandeses. Volvemos a la entrada de la ría. Hay un Club Náutico. Llamadas a España y pintas en el bar del Club. Periodista, citación en las noticias del Club por el Presidente. Chiguagua, nuevo tripulante, canciones irlandesas. Bien.


- - - fin de la bitácora del 21 de julio - - -


He estado viendo en Google Earth la entrada a la ría de Sligo. Creo que está bien localizado en la foto anterior. El Club Náutico del que hablo en la bitácora está en Rosses Point, y el alineamiento que se ve en la foto es la del Metalman con el faro de la isla de Oyster.


- - -

martes, 25 de diciembre de 2007

Los fareros

He buscado el cabo Sim y no he encontrado exactamente su posición pero varias pistas me hacen situarlo a 31º23'48" Norte y 9º49'47" Oeste:

  • Las descripciones de algunos surferos, que lo sitúan a 2 km al norte de Sidi Kaoki [ googleearth: 48º21'N + 4º46'W ]
  • Una carta marina del SHOM (en cuyo límite sur está el cabo)
  • Google Earth, que en esa zona sólo presenta una construcción al lado del mar, que se parece a un faro.


[ Posible localización del faro del Cabo Sim ]


El mar, día a día. 25 de diciembre.

Seis gacelas para una torre verde y blanca. El faro del cabo Sim está bien guardado.

Los fareros, "los únicos hombres de tierra que los marinos consideran de su misma estirpe", tienen el privilegio de poder alojar a su familia en las dependencias del faro. Esta disposición se aplica especialmente desde mediados del siglo XIX, cuando se pudo constatar que los faros estaban mejor cuidados si los fareros vivían acompañados por sus esposas. En el cabo Sim, entre Essaouira y Casablanca, una torre verde y blanca atrae la mirada. Bien cuidada y mantenida por manos expertas, esta peripuesta y acicalada torre es el orgullo de los tres guardianes y de sus seis hijas, encantadas de posar y verse en la pantalla de la máquina de Philip Plisson. "Un momento muy especial", recuerda el fotógrafo.




- - - fin del día 25 de diciembre - - -

Como se puede leer, la descripción la situa al norte de Essaouira, pero no concuerda con las pistas antes descritas. Alors?.

lunes, 24 de diciembre de 2007

La fototeca de Plisson llega hasta Essaouira

Buscando fotos de esposas de pescadores en Essaioura [ googleearth: 31º30'N + 9º46'W ] he descubierto la fototeca de Plisson, en la que he encontrado la foto que muestra en su libro. Mejor que cualquier otra parecida, que además no he logrado encontrar por ningún sitio del universo google.

El mar, día a día. 24 de diciembre.

Estas mujeres casadas con el mar...

Todas las tardes llegan las mujeres en sonrientes y coloridos tropeles por las callejuelas de Essaouira, en Marruecos. Salen por las puertas cocheras provistas con iguales cubos azules, atraviesan la gran plaza, pasan las murallas y se reunen en los muelles. Después, se sientan y dirigen su mirada subrayada de khol hacia la entrada del puerto. ¡Ojalá no les haya pasado nada a aquellos que aguardan: marido, padre o hermanos! Si todo va bien, los barcos entrarán en puerto y los pescadores se reunirán con ellas, llenando sus cubos de pescados fresco para la cena. "Casarse con un marino es casarse con el mar, con la ausencia, con el miedo...", afirman las mujeres que han atado su destino al de los hombres de mar abierto. "Ser la esposa de un pescador significa esperar. Esperar todo el tiempo. En ocasiones, mucho tiempo. Me acuerdo de haber pasado largas horas sobre el malecón mirando al horizonte", es el comentario de Marie-Louise, la mujer de Franch, un pescador de Le Conquet [ googleearth: 48º21'N + 4º46'W ], en Bretaña. Aquí y allá, por doquier, todos los días, estas mujeres siempre esperan.


[ Marocaines dans le port d'Essaouira ]

[ Fotógrafo: Philip Plisson ]

- - - fin del día 24 de diciembre - - -

domingo, 23 de diciembre de 2007

Paraíso en Nueva Zelanda, ¿o en Samoa?

Hoy también tengo poco tiempo para volver a mi bitácora del 93. Veremos esta tarde o mañana.

Me he vuelto loco para encontrar una foto parecida a la que muestra Philip en su publicación de hoy. Tema muy bucólico y vaporoso. He buscado en Google (imágenes): pier beach "new zealand".

He encontrado una foto (de promoción turística) de... Samoa !!!


El mar, día a día. 23 de diciembre.

Nueva Zelanda. Una vida al borde del agua, movida por las apariciones del sol, las mareas y la pesca.

Este país accidentado, "de huecos y relieves" como lo describen sus habitantes, no ha desanimado a la vegetación que progresivamente se ha ido apropiando de la mayoría del territorio neozelandés. Así, sobre el conjunto del litoral, el verdor lujuriante linda con el océano. Llegar a las playas después de una caminata exige a veces coraje y decisión, y cuando uno cree que es el primero, descubre que otros hombres hicieron ese mismo camino hace mucho tiempo. Se instalaron allí donde la naturaleza quiso conducirles, y viven apaciblemente de sus dones, un poco como en los primeros tiempos. Los signos de civilización se difuminan lentamente, y los que viven en esos paraísos escondidos se adhieren a la simplicidad sin abandonar por completo el horizonte tecnológico de su vida pasada. Con Internet al alcance de la mano, contemplan el mundo de otro modo. Construir un pontón de madera, pintar las tablas, alimentar al perro y, al caer la noche, avivar el fuego escuchando cómo susurran las ramas del bosque de robles, de kowhai y de kanuka, mientras se instala la vida nocturna, algo así es la existencia de aquellos que se aíslan en las islas salvajes de la costa neozelandesa.



[ Beach & Pier ]

[ Fotógrafo: Aucklandtourist ]

- - - fin del día 23 de diciembre - - -

sábado, 22 de diciembre de 2007

Tempestad en la Rochelle

Para hacer concidir, siempre que pueda (que entramos en fechas de mucha actividad :-), la fecha del comentario con el día de la entrada, allá va el Plisson de hoy.

El mar, día a día. 22 de diciembre.

La Rochelle. Día 24 de diciembre de 1999, la histórica tormenta ha golpeado el puerto de Minimes.

El violento temporal que atravesó Francia en diciembre del 1999 no salvó el litoral. En La Rochelle [ googleearth: 46º8'N + 1º10'W ] asoló el puerto deportivo, arrancando pontones y amontonando los barcos sobre la arena en un espectáculo penoso. ¿Y si este cabalgamiento desordenado de veleros sobre la arena se produjera como resultado de un atasco de barcos en las zonas costeras más concurridas? Por suerte, no existen embotellamientos en los 370 puertos deportivos franceses, no obstante el crecimiento constante que este sector está experimentando en los últimos treinta años debido al aumento de las actividades de ocio y la llegada de los plásticos moldeados que han revolucionado los costes de construcción naval. De un total de 700.000 barcos deportivos franceses, el 70% son embarcaciones a motor. La motonáutica tiene más auge en el Mediterráneo, mientras que los veleros son más numerosos en el norte del país. La costa atlántica y sobre todo Bretaña son los paraísos de la vela.


- - - fin del día 22 de diciembre - - -

La foto del libro es más espactacular. Esta es del otro tipo de barcos que me gustan: los catamaranes. Y además no es de la fecha descrita en la entrada, sino de otro temporal posterior, el 24 de octubre de 2006, con vientos de casi 60 nudos... vaya con La Rochelle !-)

El que hace los comentarios en el libro, que no es el fotógrafo sino Benoit Nacci, se ha ido por los cerros de Úbeda, y contado poco de la tempestad, pero bueno, nos hemos enterado de la composición de la flota en Francia, que siempre es interesante :-)

viernes, 21 de diciembre de 2007

Apasionados por el mar

En el libro de Plisson, El Mar, día a día, hay algunas entradas que no están georreferenciadas: como la de hoy (aparte de una ligera cita sobre La Trinité [ googleearth: 47º35'N + 3º1'W ]). He dudado si ponerla o no, pero el tema y lo que describe, a los esforzados del mar, me resultan muy cercanos.

El mar, día a día. 21 de diciembre.

Apasionados. Se dan cita en cualquier época del año, dispuestos a pasar frio, a sufrir las inclemencias del tiempo, los chubascos y las borrascas del invierno.

Cuando las condiciones atmosféricas no son las más apropiadas y hacen que más de un aficionado se desdiga, los auténticos apasionados salen en manada, dispuestos a sacrificarlo todo a su ímpetu. Se trata de aquellos que prefieren la incomodidad que, a veces, les hace disfrutar aún más de las embriagadoras sensaciones que les procuran los elementos naturales. Los auténticos aficionados, los celadores de las regatas, no se saltan ninguno de los entrenamientos de invierno que se organizan cada quince días en la Trinité-sur-Mer, cruzando como sables las olas blancas de sus afiladas velas. Acuden siempre con el mismo entusiasmo, sea cual sea la fuerza del viento y lo bajas que sean las temperaturas, dispuestos a luchar con las olas y a quedarse con los dedos helados, a causa de las azotadoras rachas de los chubascos de viento, para conseguir algunos nudos de velocidad suplementarios que registrará la corredera. Cuando vuelven de la hazaña, destemplados y muertos de frío, con una sonrisa radiante y una mirada que brilla de satisfacción, es precisamente cuando su pasión resulta un capricho más incomprensible para la gente de tierra no iniciada.


[ Tempête dans la rade... ]

[ Fotógrafo: Eric RAKOTOMALALA ]

- - - fin del día 21 de diciembre - - -

He intentado poner una foto con buen viento, frio y lluvia, como refleja la foto del libro, muy bien conseguida. Pero he encontrado esta, que no es en la Trinité, ni parece ser que lo que parece lluvia lo sea de verdad, según cuenta el fotógrafo en su blog, pero no está mal :-)

- - -

jueves, 20 de diciembre de 2007

Hoy, Plisson, nos lleva al temible Raz Blanchard

Pues sí, en la entrada de hoy del amigo fotógrafo (y navegante) Plisson, llegamos a Normandía, en frente del cabo de la Hague, y describe un faro que, a pesar de ser conocido como faro de Goury, se empeña en denominar faro de la Hague. Bueno, allá va.

El mar, día a día. 20 de diciembre.

Francia. El faro de la Hague, en lucha contra los elementos.

A menudo, la Mancha se enfurece y viene a golpear el contorno de la costa normanda. Solo en el mar, en le medio del estrépito, a 800 metros del cabo de la Hague, en este lugar llamado el Raz de Blanchard, el faro de la Hague resiste. Con una altura de 52 metros por encima del nivel del mar, su luz centellea en la tormenta, lanzando su destello blanco cada cinco segundos, aproximadamente. La luz del faro es perceptible hasta una distancia de unas 23 millas náuticas: una indicación de gran alivio para los tripulantes de petroleros, metaneros, cargueros y pesqueros. En el año 1823, un total de 27 embarcaciones zozobraron en este lugar, entre las cuales estaba el paquebote París con numerosos pasajeros. Sin embargo, hasta 1934 no empezaron los trabajos de sañalización. Y necesitaron tres años para construir el faro sobre las rocas. En los días de grandes mareas, el agua sube por la escalera hasta el interior del edificio. Hoy en día este faro ya no está habitado. Automatizado en 1990, es telecomandado desde Cherburgo. Y es que, a pesar de que los hombres han escogido alejarse del faro de la Hague, continúan asegurándose de que los otros, los hombres del mar, no se acerquen.

[ Phare de Goury ]

[ Fotógrafo: chloésteph ]
[ googleearth: 49º43'1.56"N + 1º56'51.30"W ]


- - - fin del día 20 de diciembre - - -

Después de terminar la entrada de hoy, he estado buscando con google información e imágenes de esta zona de navegación. Me he empeñado en buscar "raz de blanchard" como un loco... y encontraba pocas cosas, incluso en francés :-)

Al final, no sé cómo, en búsqueda avanzada de google, he puesto "raz blanchard", sin el famoso "de"... y en lugar de 93 entradas han salido más de 4.000. Moraleja, la traducción del libro de Plisson debe de haber añadido el famoso "de"... luego, aviso a navegantes :-)

miércoles, 19 de diciembre de 2007

El faro bretón de la isla Vierge

He conseguido varias fotos para la entrada de Plisson de hoy, pero no la que se refleja en su libro: las escaleras del interior :-(

El mar, día a día. 19 de diciembre.

La isla Vierge. Con sus 82 metros, este faro inaugurado en 1902 es el más alto de Europa.

Los escollos de la isla Vierge se dispersan al nivel del agua, a 1,5 km de la costa del norte de Finisterre, en el estuario del Aber Vrac'h. Para señalar este peligro se encendió una primera luz en 1845. El "faro pequeño", cuadrado y de 33 m de alto, alberga hoy en día el alojamiento de los guardianes, así como una penetrante sirena de niebla. En 1882 nació el proyecto de edificar un faro más alto, visible desde más lejos, una necesidad para señalar ese conjunto de arrecifes tan extenso. La construcción, iniciada en 1897, duró cinco años, y su centenario se celebró orgullosamente en 2002. Con su torre cilíndrica de 82 m, por un diámetro en el suelo de 13 m, el faro de la isla Vierge es el más alto de Europa, y el más alto de todo el mundo en piedra. Alimentado primero con petróleo y después, con la electricidad proporcionada por dos molinos de viento implantados en sus proximidades, tiene un alcance de 50 km. Para llegar hasta allí hay que subir 400 peldaños de una interminable escalera. El interior del fuste está soberbiamente equipado con 12.500 placas de opalina vitrificada azul claro, quizás para hacer menos penosa la ascensión...


[ Phare de l'ile Vierge ]

[ Fotógrafo: boisecq erwan ]
[ googleearth: 48º38'19.91"N + 4º34'1.61"W ]

- - - fin del día 19 de diciembre - - -

martes, 18 de diciembre de 2007

El Marseillan

Sigo con las entradas del libro de Plisson, como ayer. Aunque me ha costado, he encontrado una foto en Google Earth, entre varias presentadas allí mismo, que corresponde bastante bien a la entrada.

Por cierto, estuve en ese mismo canal que se ve en primer plano de la foto (y mejor en Google Earth) durante un curso de Glenans, que creo que también tengo descrito en otra bitácora, que ya subiré cuando me de tiempo. La foto de mi perfil está hecha durante ese crucero por el Marseillan :-)

El mar, día a día
. 18 de diciembre
.

Está solo en el mundo cuando llega a Marseillan.

Todo el mundo está solo en el mundo en el timón de su velero cuando llega a un puerto desconocido. Los capitanes, aunque estén al mando de un pequeño navío, sienten una embriaguez indescriptible cuando cruzan los malecones de un puerto desconocido. Al mismo tiempo sienten un ligero estremecimiento al pensar en la maniobra que tienen que realizar. La atribución de pantalán y amarre es el último paso antes de atracar el barco, descansar un poco y explorar la "nueva tierra" que se ofrece a su fantasía. Esta embarcación de recreo se acerca a Marseillan, en las riberas del estanque de Thau. Este puerto se fundó en el siglo VI a.C. Al igual que el capitán de este velero, los capitanes focences, esos griegos de la antigüedad, grandes expertos en el comercio y la navegación, desembarcaron en esta costa. Crearon en ella uno de los numerosos establecimientos comerciales de los muchos con los que contaban desde el emar Egeo hasta las puertas de Escandinavia.


- - - fin del día 18 de diciembre - - -



lunes, 17 de diciembre de 2007

El mar, día a día de Plisson: Saint Martin

Me temo que actualizar todos los días con el cuaderno de bitácora del 93, con un mínimo de búsquedas para completar y revivir, es demasiado trabajo para todos los días.

Sin embargo, ha coincidido que desde el pasado mes de septiembre estoy leyendo, cada día, un comentario del libro de Plisson, titulado El mar, día a día. Como se puede suponer, cada entrada tiene asociado un día del año, con una foto de Plisson muy buena y relacionada con el mar. Además tiene un comentario de la foto. Por ejemplo hoy habla del Faro de San Martín, en Biarritz.

Se ma ha ocurrido que con un trabajo mínimo, de búsqueda en Google Earth de su posición y de una buena foto asociada puedo construir una entrada útil en el blog. No voy a escanear la foto del libro porque si no me matan los editores y el autor ;-) Pero será una foto parecida.

El mar, día a día. 17 de diciembre.

Saint-Martin. Este faro fue construido en Biarritz en 1834, antes de que se decidiera que los faros franceses debían tener el aspecto de una fortaleza.

Mucho antes de dirigirse a los faros, en las primeras épocas de los viajes marinos, la mirada de los marinos se volvía hacia los astros, escrutando la noche y los miles de millones de estrellas para rectificar el rumbo. A finales del siglo XI, la brújula revolucionó la navegación de altura. Actualmente, la posición sigue indicándola el valioso cielo, pero los navegantes ya no lo observan a través del sextante. Ahora miran la pantalla del GPS (Global Positioning System), que calcula la velocidad y la posición del barco con una precisión de unos 10 m respecto a los datos que comunican los satélites de navegación que dan vueltas en el espacio. El faro de Saint-Martin, erigido a 73 m por encima del nivel del mar, baila con unas nubes densas y también observa las estrellas. Este faro se alza desde 1834 en una torre de 47 m, sobria y de líneas depuradas, en una prominencia rocosa que se avanza en el golfo de Gascuña frente al balneario de Biarritz.


[ Phare traditionel ]

[ Fotógrafo: Jon GIGODOT ALDAZ ]
[ googleearth: 43º29'36.26"N + 1º33'12.42"W ]


- - - fin del día 17 de diciembre - - -

EL MAR, día a día.
Philip Plisson
Copyright 2003 de la versión española Lunwerg Editores.
c/ Luchana 27 - 28010 Madrid
Tel. 91 593 0058
Fax 91 593 0070

domingo, 16 de diciembre de 2007

Más amantes: los pescadores de mar desde tierra

Esto es un pozo sin fondo :-)

Viendo fotos de la zona de navegación de aquel 20 de julio del 93, ofrecidas gracias Google Earth / Panoramio, he encontrado una foto grandiosa en la que se ve perfectamente el pasaje que debimos realizar entre la Eagle Island y la tierra de Achill Island.


[ Eagle Island from Doonamoe Promontory Fort ]

[ Fotógrafo: aidenc ]
[ googleearth: 54º16'11.77"N + 10º 4' 43.51"W ]

Ampliando la foto, se vé perfectamente, en lo alto de la isla, el faro oeste y en la parte derecha de la foto unas ruinas de lo que, según la descripción de los Commisioners de los faros irlandeses, debió ser el faro este hasta noviembre de 1895. Ahora bien, según esa descripción, el alineamiento Este-Oeste de ambos faros marcaba aguas seguras de Blacksod Bay a Broadhaven incluyendo los Stags. Me he puesto a buscar ese alineamiento en Google y en Google Earth.

Podrían ser los "Stags of Broadhaven" en [ googleearth: 54º23'N + 9º 47'W ], más o menos en el alineamiento NNE de los 2 faros. Sí creo que son ellos:


Además, en esa búsqueda, he encontrado una carta, más bien mapa, de la zona en una página de otros amantes de la mar: los pescadores de mar desde la tierra...


Porque de los pescadores de la mar, y de los marinos de profesión en general, no sabría qué decir, tendrían que hablar ellos: seguro que habrá amores, y también odios.

Para terminar por hoy, algunas fotos más: las que más se parecen en mi memoria a aquellos "acantilados de color verde enormes" que citaba en mi bitácora del 93.

[ Ceide fields Downpatrick Head ]

[ Fotógrafo: GerryHill ]
[ googleearth: 54º18'27.76"N + 9º24'48.84"W ]

[ Cliffs north of mount Maumakeogh ]

[ Fotógrafo: BerHav ]
[ googleearth: 54º18'36.77"N + 9º24'41.43"W ]

La lluvia y más amantes de la mar

Pensando en lo que había escrito en mi cuaderno de bitácora aquel 20 de julio del 93 sobre el orbayu, la lluvia y el placer que se puede sentir con ella, en algunas buenas condiciones, me acordé de algunos comentarios a un post de la Amiga Atlántica titulado "Por fín llueve en Galicia". Haddock sostenía:
Mientras llueve me agrada la sensación de calma y sosiego de sentirme a resguardo, seco y acogedor, a bordo o en una casa y, especialmente, en el hogar que día y noche construyo con mi familia.
Es como escuchar los recuerdos de mi infancia en Gijón [ googleearth: 43º32'N + 5º40'W ]. Y también los días de niebla en que se podía escuchar el sonido intermitente de la sirena del faro de la Campa Torres [ googleearth: 43º34'N + 5º42'W ].

[ Faro de Cabo Torres ]

Pues años después, navegando con buen viento, en sitios bonitos, la lluvia aumentaba el placer de navegar y hacía que agradeciese aún más la taza de té que me subían mis amigos desde la cabina a la bañera en la que me estaba empapando. Pero ya lo contaré más adelante, porque fué ese mismo año 1993.

Quizás, los que hemos nacido a lado de la mar somos propensos a apreciar especialmente todo lo que tiene que ver con ella, como muestra la Amiga Atlantica en su blog "Una mirada a la Ría de Vigo", que por cierto acabo de releerlo enterándome que también le gusta regatear por la Ría de Vigo, de lo cual me alegro enormemente, por ella, primero, y después porque así podré disfrutar de sus comentarios sobre vela en la Ría.

Así que hay que añadir un nuevo grupo de amantes de la mar: los que viven y disfrutan en los límites de la tierra y el mar. Los costeros.

sábado, 15 de diciembre de 2007

Los amantes de la mar y los surferos de verdad

Preparando la bitácora del 20 de julio, al buscar Kilcummin, he encontrado una página con una descripción surfera del puerto de Kilcummin y alrededores. Es curioso como el mar es visto desde muy variadas perspectivas, todas ellas gozosas. Por cierto, ya me gustaría a mí poder surfear como lo cuentan en su página, aunque el surf crucero tampoco está mal.

Otro tanto pasa con los otros amantes de la mar: los buceadores. Buscando Eagle Island, he encontrado una descripción buceadora de Eagle Island, parece ser que para buceadores avanzados.

Ni que decir tiene, que los fareros son otros amantes del mar (seguro que ya encontraré otros), como se comprueba en la extensa y exquisita descripción farera de Eagle Island. Por cierto hay una frase preciosa sobre los fareros, citada por Plisson en su libro El mar, día a día, y que la escribiré cuando la encuentre. Algo así como que los fareros son los únicos terráqueos que los marinos reconocen como iguales a ellos.

Derrota del 20 de julio del 93

Otra vez, gracias Google Earth.

Añado la derrora del 20 de julio a la del 19 publicada en otro post.


Como acabo de comprobar ahora, la derrota representada en la imagen de Google Earth es muy simbólica (a parte de que carezco de datos), ya que, según la bitácora, pasamos entre la Eagle Island y la tierra de Achill Island, que no es lo que está marcado aquí. Pero da una idea.

Hasta Kilcummin

Esta entrada me ha costado un montón de trabajo, pero he disfrutado igualmente recordando y encontrando cosas preciosas que no llegué a ver durante el crucero, aunque estaban cerca. Cosas de los navegantes, que lo más lejos del barco a donde llegan es al pub del puerto ;-)

Bitácora del 20 de julio de 1993

Un buen plato de porridge para empezar el día. Bien abrigado con mi chupa. Una bahía muy bonita, la salida de Blacksod Point sentado en la proa, con un día gris.

El viento es N y no muy fuerte, F2. Pasamos entre las islas Eagle Islands [googleearth: 54º17'N + 10º5'W] y la tierra.

[ Faro de la Eagle Island ]

Por ahora he llevado la caña un ratillo. Se promete un día tranquilo. Preparo todo, la linterna de noche, chupa, cámara de fotos y decido hacer este pequeño diario y marcar el plano de carreteras, haciendo una más en la mar. A ver si lo mantengo.

Fotos de las Eagle Is. El tiempo empeora con orbayu. El cielo está negro y no son más de las 3 de la tarde. El viento ha virado al Oeste. Prácticamente de popa, con una mar de fondo pequeñita. Navegar, llevar la caña en estas condiciones es un poco cansado, pero también divertido, intentando hacer surf.

Hay un momento en que estamos al lado del otro barco, ya que no tenemos mapa de la zona. Podemos hablarnos. Fotos. Habrá que ver. Les desvento.


Hay un montón de pescadores furtivos de salmón. Hay que maniobrar varias veces para no atrapar las redes. Es divertido. Llueve. Hay un momento en que estoy sólo en la bañera.

El traje de agua es maravilloso. Hay que reconocer que bien abrigado esto es maravilloso. Pleno mes de julio y una camiseta, más jersey, más el traje de agua completo.

El paisaje antes de llegar a Kilcummin es impresionatemente bonito. Acantilados de color verde enormes y de varios kms., cielo negro, viento en popa.

El pub de Kilcummin [googleearth: 54º16'N + 9º12'W] es perfecto. Caen varias pintas de Smithwicks.


[ Puerto de Kilcummin ]

- - - fin de la bitácora del 20 de julio - - -

He encontrado varias fotos de Kilcummin en flickr. Gerry Morris tiene una o dos fotos del puertecillo. Hasta he encontrado una foto que muestra un detalle del dique con fondo de los famosos windsurfistas de la zona.

- - -

Derrota del 19 de julio del 93

Se me ha ocurrido añadir algo más de información a la navegación de aquel famoso primer crucero por aguas irlandesas: gracias google :-)

Esta fué, más o menos, que la memoria flojea, la derrota del 19 de julio.

viernes, 14 de diciembre de 2007

Empieza una nueva aventura

Como escribía mi amigo: "El viajero se dispone a partir. Un largo camino lo aguarda. Del segundo al tercer piso, de la casa de abajo a su igual arriba. Y verá a los hombres construir sus vidas en cada lugar, encender sus hogares, elevar incienso a sus dioses que construyeron el mundo. Deseémosle un feliz viaje. Tal vez traiga de allá una mirada nueva. No dilatemos la partida"... pues eso.

Bitácora del 19 de julio de 1993

Ya salimos a la mar. Todo el mundo ha llegado. Ayer, entrenamientos con un spi que no se podía aparejar completamente. Pero bien. El barco, un gibsea 315, navega bien. Quizás menos bien que el RM600. Somos 6 y no habrá especialmente problemas.

Se pide un navegante. Me aceptan. Tengo que trabajar esto. Está previsto pasar entre Clare Island [ googleearth: 53º48'N + 9º59'W ] y Achill Island [ googleearth: 53º51'N + 9º57'W ]...


[ Clare Island ]



[ Achill Island ]

... y después hacia el norte hasta una bahía: Blacksod Point [googleearth: 54º05'N + 10º06'W].

[ Blacksod Point ]

Tenemos viento de NNW con lo cual hay que zigzaguear un montón.

Las cartas son muy antiguas (alguna no tiene ni paralelos ni meridianos). La costa contiene miles de islas, con lo cual es muy dificil localizar la posición. No hay dibujos, ni fotos en el derrotero. En cada virada tomo dos puntos y estimo la posición. Lo que no he hecho es estimar la posición y tener en cuenta corrientes y deriva. En fín, lo haré la próxima vez.

El tiempo es muy variable, ha llovido, ha hecho sol, etc.

Al pasar por Achill Head se ve una roca impresionante, Carrickakin [googleearth: 53º58'N + 10º16'W], además de una luz preciosa. Veremos las fotos.



[ Carrickakin ]

Me ha pasado todo el día en la cabina. Está bien, para acostumbrar el cuerpo y ver qué tal se presentan las cosas. Si hubiese podido, hubiese hecho una posición de yoga.

Se nos ha hecho de noche, un poco de nerviosismo, pero anclamos sin problemas en Blacksod Point.

En fín, está bien para empezar: buen tiempo, viento, compañía y paisaje.

- - - fin de la bitácora del 19 de julio - - -

- - -