viernes, 31 de octubre de 2008

El Black Magic Defender cede paso a Valencia

Lo cuentan muy bien en la página del Black Magic NZL-32, barco IACC diseñado por Tom Schnackenberg, y construido en los astilleros Mc Mullen & Wing Yard (por cierto, los mismos constructores del Shenandoah of Sark).

El Black Magic (NZL-32) y el Black Magic II (NZL- 38) fueron los barcos neozelandes de la Louis Vuitton Cup de 1995, preparatoria de la Copa del América. Los kiwis, capitaneados por el gran navegante Peter Blake, ganan la Louis Vuitton con el Black Magic II (NZL- 38) y después, con el Black Magic (NZL-32) patroneado por Russell Coutts ganan en la final de la Copa del América al OneAustralia AUS-31.

En la edición del 2000, ya celebrada en el golfo de Hauraki, Auckland, vuelven a ganar frente al Prada (ahora Luna Rossa), con el barco Team New Zealand (NZL-60) de nuevo con Russell Coutts.

En la edición del 2003, gana la Copa el Alinghi, al mando de Russell Coutts, que se ha pasado con su equipo a los suizos. Por primera vez en su historia la Copa está en manos de un país europeo, aunque no tenga mar :-)


El mar, día a día. 31 de octubre.

La Copa del América 2000.

En los sesenta segundos iniciales de la primera manga, Black Magic Defender de Nueva Zelanda revela al aspirante italiano Prada, finalista de la Copa Louis Vuitton 2000, que no debe hacerse ilusiones. La Copa, por primera vez en su historia, se quedará en Auckland a la espera de un adversario más serio. Éste se manifiesta en la 31ª Copa del América: el 2 de marzo de 2003 el suizo Alinghi inscribe su nombre en la historia de la Copa. Gracias a unos cuantos segundos de ventaja, se convierte en el primer participante europeo que se lleva la Copa del América imponiéndose con el tanteo aplastante de 5-0. Arrebatado de las manos del Team New Zealand por Russell Coutts y su tripulación, el Trofeo emprende el camino hacia Europa. Suiza, que no tiene costa, deberá ceder a una ciudad costera europea el privilegio de organizar la edición 2007. Algunas ciudades se han ofrecido como candidatas, entre ellas Cowes, en la isla de Wight, que vio nacer esta competición de leyenda hace un siglo y medio.


[ NZL 60 ]

[ Fotógrafo: François Mousis ]


- - - fin del día 31 de octubre - - -

Cuando Plisson publicó su libro, todavía no sabía que la 32ª edición de la Copa del América se celebraría en Valencia. Esperemos que también lo haga la 33ª edición, con la nueva norma de Clase, inventada por Tom Schnackenberg, que también trabaja para el Alinghi. Y así podré acercarme algún día :-)

Sin embargo disiento un poco sobre el barco de la foto, que es casi igual a la del libro Plisson, con los mismos anuncios, y con la única diferencia de que en esta compite con el NLZ-57, y no con el Prada. El comentario de Plisson parece que el barco que compite con el Prada es el Black Magic NZL-32, y yo creo que es el Team New Zealand NZL-60.

Termino con esa descripción apasionada de Tom Schnackenberg sobre la navegación:
Yachting is a combination of the aesthetic - boats look good - the romantic - being on the sea close to Mother Nature - the competition - it's fun - the technology - which feeds another part of the intellect - and the drama, like the America's Cup. The America's Cup is a complete ball game - it has all the dimensions of life, all in a microcosm. It's beautiful.

- - -

jueves, 30 de octubre de 2008

Barreras de mejillones

Decíamos ayer que a Plisson le gustaban las ostras. Rectifico le gustan los moluscos en general. Ayer ostras y hoy mejillones, en Vivier-sur-Mer [ googleearth: 48º36'N + 1º49'W ].

Vale, estoy de acuerdo. Las ostras están muy buenas, y los mejillones también. Pero donde estén unos buenos oricios. Así llamamos por las Asturias a los erizos de mar. Se me hace la boca agua :-)

He encontrado una descripción gustosa de los oricios. No tengo nada que añadir:
A pesar de ser de Villagarcía de Arosa, el genial Julio Camba nos contaba en su Casa de Lúculo: “El erizo es un extracto de mar, un hálito de borrascas, una esencia de tempestades. Al primero que uno se toma, la boca no se le hace simplemente agua: se le hace agua de mar con todos los olores y sabores marinos. Y después de tomarse quince o veinte docenas-porque el tomar ese marisco no es comer ni beber, sino respirar en pleno Océano- la langosta le sabrá a uno a galápago y las mejores almejas a neumático de automóvil”.

Conviene aclarar que Julio Camba era intimo amigo de D. Melquiades Alvarez con quien compartía frecuentemente mesa en su casa de Somió y sin duda fue antes de alguna de esas fabadas, que según él casi le cuestan la vida, cuando fue iniciado en el rito del oricio.

El mar, día a día. 30 de octubre.

La bahía del Mont-Saint-Michel es la principal zona mitícola de Francia. Los productores de Vivier-sur-Mer, que disponen de 300 km de viveros, pescan y comercializan entre 10.000 y 12.000 toneladas de mejillones al año.

Las grandes mareas de la inmensa bahía del Mont-Saint-Michel que, durante la bajamar dejan al descubierto hasta 6 kilómetros de playa, la convierten en un lugar propicio para la cría de moluscos. Las rayas negras típicas compuestas por las hileras de viveros visten al estilo oriental el litoral de las regiones mitícolas. Según parece, un irlandés que naufragó en 1035 cerca de La Rochelle fue el primero en descubrir la propensión de los mejillones a fijarse en las estacas de madera que había sumergido en el limo para atrapar aves. En estos palos, de unos 2 m de longitud, se cuelgan los mejillones jóvenes que capturan los miticultores en primavera, cuando se produce la puesta natural de las hembras. Los mejillones se fijan a este soporte mediante sus bisos y luego crecen durante unos 18 meses. Las estacas, alineadas en filas de 50 m de longitud, están adaptadas a las pronunciadas mareas del Atlántico. En el Mediterráneo, los mejillones se colocan en cuerdas suspendidas en el agua, que se sacan del agua regularmente. La producción mundial de mejillones es de 1,5 millones de toneladas anuales, de las cuales 78.000 toneladas proceden de Francia, que es el sexto productor mundial.



- - - fin del día 30 de octubre - - -


- - -

miércoles, 29 de octubre de 2008

Siesta

Ya se ve que a Plisson le gustan las ostras, ya que nos ha hecho navegar por las aguas, llenas de ostras, de Oleron, de Quiberon y de Cancale. Y hasta por bosques de ostras :-)


El mar, día a día. 29 de octubre.

Subida de la marea. Ostricultura en La Vendée.

La ostra, esta deliciosa «piedra animada», es uno de los pocos animales que el hombre se come crudos. Cultivada por los chinos hace dos mil años, los romanos la tomaron para hacer lo propio. En Francia, se sabe que los hombres primitivos ya recolectaban las ostras salvajes, pero las primeras bateas no se instalaron hasta 1830. Desde entones, la ostricultura ha ido progresando, tanto en el Atlántico como en el Mediterráneo. Las larvas de ostras se recolectan en las aguas libres, luego se juntan en bolsas y se cuelgan de un enrejado que es inspeccionado regularmente. Los ostricultores van girando las bolsas y alejando a los depredadores para que las ostras puedan desarrollarse por igual. Después de algunos meses de crecimiento, se escogen los ejemplares y se agrupan por tallas. De nuevo en las bateas, se quedan de tres a cinco años, según la riqueza de las aguas, hasta su recolección. Nacidas en las aguas libres y crecidas en cuencas cerradas, estas ostras «claras» toman el color que aprecian los gastrónomos.


[ Bassin d'Arcachon ]

[ Fotógrafo: lo46 ]

¡Marea baja en el parque de ostras del Cap Ferret. Mientras que algunos trabajan duro, los hay que prefieren instalarse sobre el techo del barco para darse una siestecita!
- - - fin del día 29 de octubre - - -



- - -

martes, 28 de octubre de 2008

El tres palos Shenandoah

Ya está solucionado el misterio de la goleta de 3 palos Shenandoah. Plisson nos suministra alguna información suplementaria. Bienvenida sea :-)


El mar, día a día. 28 de octubre.

Bahía de las Islas. La goleta de tres palos Shenandoah ha venido a celebrar aquí su primer siglo de navegación alrededor del mundo. Su armador, el capitán y la tripulación, tras largos meses alrededor de Nueva Zelanda, han dejado una huella imperecedera.

La Shenandoah fue construida en un arsenal americano en 1902. Esta goleta de 54 m de eslora dispone de tres palos para desplazar 300 toneladas con un velamen de 2.000 m2. Su nombre procede de una vieja canción del oeste americano, que habla de un jefe indio del valle de Shenandoah. Después de participar en la America's Cup en 1980, el antiguo velero del barón Bich ha pasado recientemente a manos de un millonario alemán, que ha pagado por él más de 15 millones de euros. Éste ha obsequiado a su exquisita embarcación centenaria con una vuelta al mundo para celebrar dignamente, desde los agitados canales de Tierra de Fuego a los idílicos atolones de Polinesia, su primer siglo de navegación. Este espléndido yate no deja entrever el lujo inaudito de su decoración de madera tallada, con incrustaciones de bronce y cobre. En la cabina principal del palacio destaca una chimenea, mientras el mármol se enseñorea en los espléndidos cuartos de baño. La magnífica Shenandoah requiere, sin embargo, 1,5 millón de euros al año en mantenimiento. ¿Quién podría sospechar tanta opulencia en este casco elegante que cruza la bahía al atardecer con la discreción de un soplo?


[ 2000 New Zealand 3 ]

[ Fotógrafo: anoldent ]


- - - fin del día 28 de octubre - - -


- - -

lunes, 27 de octubre de 2008

Bed and Breakfast Clare

Quién me lo iba a decir a mí, al pasar por primera vez entre Clare Island [ googleearth: 53º48'N + 9º59'W ] y Achillbeg Island, durante mi primera singladura por Irlanda y Escocia, que uno de aquellos faros, de los que ni me acuerdo, ya se habían convertido en un maravilloso B&B. Por lo menos el de Clare Island, sustituido en sus funciones por el de Achillbeg Island. Lo cierto es que pasé delante de Clare Island a primeras horas de la mañana. Estábamos comenzando el viaje, y, aunque me tocó de navegante, seguro que estaba abrumado por las miles de islitas de la Bahía de Clew, y no me dio tiempo a ver los faros, poco útiles en esos momentos.


El mar, día a día. 27 de octubre.

Irlanda. En la isla de Clare, el pequeño faro ha dejado de funcionar y se ha convertido en un lugar frecuentado por los amantes de parajes exclusivos.

¿A qué mágica cadena montañosa pertenecen estas cumbres que emergen de una capa de nubes parecida al algodón? A ninguna, porque esta guata opalescente es sólo una imagen sin perfiles que las agitadas olas han impreso en la película durante una toma prolongada. Los picos recortados son los de la orilla de la isla de Clare, en Irlanda, y la débil luz que brilla en lo alto no procede de un refugio alpino sino del faro de la isla. Después de 140 años de servicio en lo alto de un acantilado de 130 m, guiando a los barcos en los temporales e impidiendo que naufragaran en el rosario de arrecifes, el faro dejó de funcionar hace tres décadas. Pero el edificio sigue en pie. Convertido en hotel por una pareja de amantes del lugar que le devolvió la vida, atraía a los que buscan grandes espacios y una naturaleza salvaje, que acudían aquí para contemplar su grandiosa panorámica frente al Atlántico. Revendido recientemente, el antiguo faro se ha convertido en un hotel antiguo. ¿Qué futuro le espera ahora a esta mágica torre?

[ Clare Island Lighthouse ]

[ Fotógrafo: htimo ]


- - - fin del día 27 de octubre - - -

Lo primero situar mínimamente la zona de navegación, con una carta marina de MapTech, que vuelve a funcionar de vez en cuando :-)


Aunque sea una carta 1:500000 se aprecia muy bien la isla de Clare a la salida de la bahía de Clew, sin mayores peligros. Un poquito más al norte se vislumbra la islita de Achillbeg, con la indicación del faro que sustituye al antiguo de Clare Island (que ya no figura en la carta :-)

Por supuesto, mi Catálogo referencia ambos faros, y da una información más actualizada de las perpecias del antiguo faro de Clare Island.
The original lighthouse, built by the Marquis of Sligo to mark the entrance to Clew Bay, was replaced after being heavily damaged by fire in September 1813. The light was moved to Achillbeg Island in 1965. After deactivation, the lighthouse was sold, restored by private owners, and operated as a bed and breakfast inn. In 2001 the owners retired, and the lighthouse was sold again, this time as a private residence for Lady Georgina Forbes. In 2006 it was once again on the market, and in 2008 it was sold for €1.05 million to a German doctor as a vacation home.

La web MARINAS.com tiene perspectivas aéreas que merecen la pena de ser vistas.



- - -

domingo, 26 de octubre de 2008

Las TICs para el disfrute de los navegantes

He añadido unas imágenes espectaculares de un temporal en el Finisterre francés, ya empleado por garina do mar, tomadas desde un helicóptero por Jean-René Keruzoré, y publicadas en youtube.

Las TIC, Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones, son muy útiles y divertidas para los navegantes. Como muestra valga el siguiente vídeo de Jean-René Keruzoré :-)



- - -

Las Bocas de Kotor

Desafortunadamente nunca he estado en los fiordos noruegos. Debe ser espectacular navegar en ellos rodeado de montañas. Sí he navegado muy cerca de acantilados y montañas pegadas a la costa en la isla de Skye, en Escocia. Pero las imágenes que hoy he encontrado sobre las Bocas de Kotor [ googleearth: 42º29'N + 18º34'W ], cerca del Adriático, te dejan con la boca abierta :-) He tenido verdaderas dudas para elegir entre las propuestas por flickr o por Panoramio. Otro sitio apuntado :-)



El mar, día a día. 26 de octubre.

Adriático. Las «bocas de Kotor», en Montenegro, son el fiordo más meridional de Europa. Los islotes Gospa de Skrpjela y de Saint-Georges, habitados por sacerdotes ortodoxos, flotan como naves en el agua.

En el litoral yugoslavo, en la región de Montenegro, las aguas del Adriático se adentran profundamente en la tierra. En las «bocas de Kotor», un grupo de islotes constituye el monasterio de unos sacerdotes ortodoxos que se han asentado en este oasis de paz. Al fondo de este puerto natural se alza la pequeña ciudad histórica de Kotor, importante centro comercial y artístico de la Edad Media, devastada por un terremoto en 1979. En el Mediterráneo han reinado grandes pueblos, y las civilizaciones cristiana y musulmana han convivido en él durante varios milenios. Tanto en los Balcanes como en todo el litoral de la cuenca mediterránea, seísmos, colmatación de puertos o ascenso del nivel de las aguas han hecho desaparecer innumerables vestigios de un importante capítulo de la historia de la humanidad que se ha escrito alrededor de este mar. De Biblos, en Líbano, a Cartago, en Túnez, más de 1.250 parajes arqueológicos se han sumergido en las aguas del Mediterráneo.



- - - fin del día 26 de octubre - - -

En las Bocas de Kotor también llegan grandes veleros sin problema :-)


[ Prcanj ]

[ Fotógrafo: dimashoo ]


Por supuesto, que las islitas están señaladas con faros, comme il faut!


[ Kotor, Montenegro ]

[ Fotógrafo: kwsdurango ]


- - -

sábado, 25 de octubre de 2008

Perspectiva They del Raz de Sein

La primera vez que pasé por el Raz de Sein fue allá por agosto del año 94, durante un curso de Glénans en un crucero que partía de Concarneau y terminaba en Irlanda. Veníamos del sur y pusimos rumbo a Camaret-sur-mer, para desde allí cruzar el Canal.

[ Chaussée de Sein ]

[ Fotógrafo: garina do mar ]


Mis recuerdos de ese día son difusos y, en ese momento no había oido gran cosa sobre el Raz. Menos mal que he encontrado una foto. A ver si encuentro el cuaderno de bitácora :-)

[ Paso al sur de La Vieille y La Plate ]

[ Fotógrafo: naveganteglenan ]

Como se puede apreciar el día era soleado, se contempla, en primer plano la cardinal oeste La Plate, y a su derecha La Vieille, la mar estaba tranquila, me parece que con poco viento (el velero sin foque ni escora, seguro que iba a motor) y nada de corrientes. Vamos, el paso del Raz como una "mar de senhoritas"... no como otras veces :-)



De ello han pasado unos añitos... y han aparecido los blogs :-) como el de ushant, dedicado al Raz de Sein y entorno. Ya me había acostumbrado tanto a su visión terrestre, que hubiese creido que era única. Pues no lo es. Hoy muestro la perspectiva They :-)


El mar, día a día. 25 de octubre.

Finistère. Pequeña capilla de Saint They, en el cabo de Van, delante del faro de la Vieille.

Es aquí, «donde se acaba la tierra», en este paisaje granítico y desértico, y durante el siglo XV, donde se construyó la pequeña capilla de Saint They. Los habitantes de la región dicen que el campanario suena por su cuenta para advertir a los marinos de las tormentas, con el fin de que estos se guarezcan bajo la protección de Saint They y se alejen de los acerados acantilados de la costa. Cuentan que un día, cuando la flota del reino de Francia era perseguida por el enemigo, la campana comenzó a tañer. Los comandantes de los buques dirigieron sus embarcaciones a resguardo de la siniestra bahía de los Trépassés (de los «Difuntos»), mientras que la flota del adversario, que quería seguirlos, fue arrastrada súbitamente por corrientes contrarias. Varias naves se estrellaron contra los escollos, mientras que el resto de la flota adversaria fue arrastrada mar adentro. Aquí, el hombre está de más, sólo residen los santos y las aves. Así pues, la vanidosa punta de Van podría llamarse simplemente la «punta del viento».


[ chapelle et fontaine ]

[ Fotógrafo: maloevane ]


- - - fin del día 25 de octubre - - -


Pues es cierto, la perspectiva They, es decir la vista del Raz de Sein desde la Punta del Van [ googleearth: 48º4'N + 4º43'W ], me resulta novedosa. Se puede contemplar, a la derecha, La Vieille casi alineada con La Plate. Las dos al oeste de unas rocas, y entre ellos una corriente apreciable. Además a la izquierda de la capilla, sobre la Punta del Raz, se puede ver el faro de la Pointe du Raz, que hasta ahora no había notado :-)

Por otra parte, volviendo a mi foto, que estaba tomada casi en la dirección opuesta, hoy me parece observar, en el extremo derecho y sobre la costa, la famosa capilla de Saint They :-)

En fin, vuelve a demostrarse que, de vez en cuando, hay que cambiar de punto de vista :-)


- - -

viernes, 24 de octubre de 2008

Manchas de petroleo

He tenido la gran suerte de no haber tenido que navegar nunca en una mar cubierta de petróleo. La mar, aún cuando está más calmada, tiene una textura que viene de la mínima ráfaga de viento. Se agarran el viento y la mar. Me imagino que si la mar se cubre de petróleo ya no se enganchan. Son esas terribles imágenes del Erika, del Prestige y de tantos otros.


El mar, día a día. 24 de octubre.

Mobihan. Manta de petróleo procedente de los tanques del Erika.

El sol se pone y abrasa el contorno de una espesa nube, dispersando sobre el océano sus rayos crepusculares, mar adentro a la altura de Morbihan. El mar está oscuro, aguarda a la noche, no es una balsa de aceite porque el viento arrecia. Derivando al ritmo de las corrientes, surgiendo de ninguna parte a la hora de la puesta del sol, una capa viscosa se dirige hacia la costa impulsada por el viento. Esta masa de hidrocarburos no es casual, procede del Erika, ese petrolero que naufragó más al sur. Por este motivo, su fuel tóxico nunca llegará a los depósitos de almacenamiento de Total, su propietario, sino que navegará durante mucho tiempo por el océano, se dividirá en multitud de manchas más pequeñas que se incrustarán sobre las costas graníticas de la vertiente atlántica. Esta anomalía flotante sobre la superficie del mar en el atardecer se convertirá, dentro de poco, en un anacronismo desesperante en el paisaje del litoral. Entonces, los habitantes sacarán de nuevo sus gafas de buceo, guantes, impermeables, palas y rastrillos, esperando simplemente que esto no se convierta nunca en un ritual bretón.



- - - fin del día 24 de octubre - - -


- - -

jueves, 23 de octubre de 2008

Canal y faro del Four

Entre la isla de Ouessant [ googleearth: 48º28'N + 5º3'W ] y la de La Molène [ googleearth: 48º24'N + 4º57'W ], por una parte, y la costa del Finisterre francés, por otra, hay un estrecho paso para barcos pequeños, conocido como el Chenal du Four. Como se puede observar en la carta está bien marcado por el alineamiento del faro de Saint-Mathieu por el faro de Kermorvan.

[ Du Goulet de Brest à Portsall - Ile d'Ouessant (carte 7149) ]

[ Fuente: SHOM ]

Su extremo noroeste lo marca el faro de Le Four. Como informa mi Catálogo, es una torre redonda sin pintar, con una linterna de color negro, a unas 2 millas y media de la costa. Emite 5 destellos blancos cada 15 segundos. Dispone de un cuerno de niebla que emite 5 sonidos (3+2) cada 60 segundos. Creo que los escuché viniendo de Ouessant en dirección a Paimpol.



El mar, día a día. 23 de octubre.

Pasión. Los yates excepcionales y los faros en el mar, como Le Four: la pasión del fotógrafo.

Para pasar de La Mancha al mar de Iroise o llegar a Brest, las naves toman el canal de Le Four, en el extremo noroeste de las costas bretonas. Desde 1874, un faro con aspecto de torreón los guía en ese pasaje peligroso y muy frecuentado, sembrado de arrecifes y de corrientes violentas. Edificada sobre una roca de granito de 25 m de diámero, la fortaleza cilíndrica de Le Four se hace notar mediante cinco destellos blancos regulares enviados 31 m por encima de las olas, teledirigidos desde 1993 desde la isla Vierge. Desde hace 130 años juegan una implacable partida de ajedrez esta torre medieval y la reina de los lugares, la mar. Cuando ésta ataca, sus olas, amplificadas por el escollo rocoso donde está el faro, sumergen la atalaya. Sólo emerge la linterna en su jaula de vidrio, como un periscopio, del borbotón espumeante. El mobiliario salta en el interior, tanta es la potencia con la que sacude las olas el edificio. Pero cuando la torre vuelve a emerger, domina, inconmovible, el canal de Le Four, y clama que la partida continúa.



- - - fin del día 23 de octubre - - -



- - -

miércoles, 22 de octubre de 2008

Ar-Men, el Infierno de los Infiernos

Sobre el faro Ar-Men [ googleearth: 48º2'54"N + 4º59'42"W ], y su lamentable estado de mantenimiento, ya he comentado algo en otro post. Bueno también tengo una foto de una persona desembarcando en el Ar-Men, colgado de una cuerda.

Pero hoy quiero resaltar lo que se ve perfectamente en la entrada de la Wikipedia: que el Ar-Men marca el extremo oeste de la muy peligrosa Chaussé de Sein, esa prolongación de la isla de Sein hacia el océano Atlántico.



De forma similar a lo que ocurre en la isla de Ouessant, la plataforma continental se acaba bruscamente en las proximidades del faro, por lo que las enérgicas olas que vienen del Atlántico se encrespan por estos parajes. Sólo hay que contemplar la imagen de más abajo. L'enfer, quoi :-)



El mar, día a día. 22 de octubre.

Los bajos de Sein. Estos escollos están señalizados al oeste por el faro de Ar-Men, al que los empleados de Faros y Balizas llaman «el Infierno de los infiernos».

El faro de Ar-Men ("de piedra" en bretón) baliza los bajos de Sein, al oeste de la punta del Raz, en el extremo de Finistère, «allá donde acaba la tierra». Aquí es donde el continente, después de las últimas escarpaduras, en una de las cuales está situado el faro, se sumerge bajo las aguas para surgir de nuevo 5.500 km más lejos, con el nombre de América. En 1867, siete peligrosas atracadas permitieron realizar quince agujeros en la roca emergida. Al año siguiente se le sumaron otros treinta y cuatro, después se inició la obra de albañilería. Estas peripecias se prolongaron hasta 1881, cuando el faro Ar-Men se iluminó por primera vez a 32 m de altura. Su situación ha ocasionado relevos épicos. Hasta que fue automatizado en 1990, la azarosa regularidad de los relevos, que dependían del estado de la mar, prolongaba indefinidamente algunas estancias. Así, en 1923, el farero Fouquet permaneció recluido 101 días en medio del temporal, aislado del mundo y sin provisiones. Los fareros franceses clasifican a los faros como «paraíso», «purgatorio» o «infierno» según se hallen en tierra, en una isla o en el mar. Ar-Men era «el Infierno de los Infiernos».



- - - fin del día 22 de octubre - - -


- - -

martes, 21 de octubre de 2008

Todo sobre La Jument

Ya he contado retazos sobre el faro bretón de La Jument [ googleearth: 48º25'N + 5º8'W ], que baliza la plataforma rocosa, Roches de Fer y la Basse Blanche, que prolongan la punta suroeste de la Isla de Ouessant.


Teniendo en cuenta que el faro se encuentra a 1,3 millas de la costa, se puede apreciar que sólo a unas decenas de metros se hallan las líneas de 30 y 50 metros de profundidad. Por ello las olas atlánticas del oeste se encuentran con esta roca, de unos 100 metros cuadrados que descubría 1 metro a marea baja (antes de la construcción del faro). Esto se ve muy bien en la toma de isoladellaluna, en que la ola rompe contra el faro (que, por cierto, tiene la puerta en la cara este :-)

Pues sí, ya he contado cómo La Jument marca la entrada al Canal de La Mancha, junto al Start Point. Y un poco de la historia de su construcción, completada hoy. Aunque también se puede completar con la novela de Quéffelec (que aún no he terminado :-) Recuerdo que tengo localizado un vídeo en el que se puede ver, al fondo, La Jument y el Nividic.


El mar, día a día. 21 de octubre.

El faro de La Jument, en aguas de Ouessant, un vigía en alta mar.

A principios de siglo un tal Potron, un rentista, sobrevivió por milagro a un naufragio en los parajes de Ouessant. Como signo de reconocimiento ofreció 400.000 francos al Estado para construir un faro al sudoeste de la isla. Los ingenieros seleccionaron como emplazamiento el peñasco de Ar Gazek-Koz, que significa «la vieja yegua» en bretón. Los trabajos eran difíciles, peligrosos, con un mar perpetuamente agitado. Comenzados en 1904, se acabaron en 1940, después de múltiples peripecias. Con una altura de 47,4 metros por encima del suelo y un alcance de 21 millas marinas (39 kilómetros), el faro de La Jument es un vigía plantado en pleno mar, una estrella indispensable para guiar a los barcos perdidos en la noche. Las condiciones de vida eran tan duras que los guardianes que se sucedieron lo habían clasificado en la categoría de los «Infiernos». Desde 1991, el faro de La Jument está automatizado.


[ Fotógrafo: alain ]


- - - fin del día 21 de octubre - - -

Me gusta especialmente esta vista de La Jument, tomadas de las múltiples perspectivas marinas encontradas en Phareland. Creo adivinar en ella, a la izquierda el faro de Nividic y el de Creac'h, y a la derecha el del Stiff.

También en Phareland se encuentran algunos detalles sobre la construcción de La Jument:
Una cláusula de la donación de Potron decía que "en el caso de que la construcción del faro no se hubiese terminado a los 7 años, el legado sería nulo y entregado a la Sociedad Central de Naufragados". [...]. La situación era delicada, ya que, Ar Gazec, de una superficie de unos 100 metros cuadrados, sólo era accesible a marea baja, y con tiempo tranquilo, con una altura de 1 metro... Los trabajos comenzaron en mayo de 1904 y se desarrollaron en condiciones espantosas. El primer año sólo consiguieron desembarcar 17 veces, permitiendo trabajar 51 horas. Los años siguientes fueron menos desfavorables. Sim embargo, el tiempo pasaba, y un año antes de la fecha fatídica, hubo que constatar que no se podría entregar el faro en el plazo fijado. Mediante trucos se consiguió prolongar 6 meses la fecha de entrega, y el Estado tuvo que invertir 440.000 francos suplementarios.

Veinte años después de su puesta en funcionamiento, se constató que el faro no estaba bien sellado a la roca y que sólo se mantenía debido a su propio peso. Se tuvo que anclarlo en la roca mediante cuatro cables (hoy en día son 3).

El alcance del faro es de 19 millas y se caracteriza por 3 destellos rojos cada 15 segundos.


- - -