sábado, 25 de julio de 2009

Naufragio del Sea Venture

Hoy es 25 de julio. Hace 400 años el capitán Hudson, a bordo de su Half Moon, ya pisaba la costa americana. Juet lo cuenta en su diario.
The fiue and twentieth, very faire weather and hot. In the morning wee manned our Scute with foure Muskets, and sixe men, and tooke one of their Shallops and brought it aboord. Then we manned our Boat & Scute with twelue men and Muskets, and two stone Pieces or Muderers, and draue the Sauages from their Houses, and took the spoyle of them, as they would haue done of vs. Then wee set sayle, and came down to the Harbours mouth, and rode there all night, because the winde blew right in, and the night grew mystie with much rayne till midnight. Then it fell calme, and the wind came off the Land at West North-west, and it began to cleere. The Compasse varyed 10.degrees North-west.
Pero esta misma madrugada, hace 400 años, también ocurría una tragedia: el hundimiento del Sea Venture. Traduzco como puedo:
El 2 de junio de 1609, el Sea Venture zarpó de Plymouth como barco insignia de una flota de 7 buques con destino a Jamestown, Virginia, con 600 personas. El 24 de julio, la flota sufrió un fuerte temporal, y los buques se separaron. El Sea Venture luchó contra la tormenta durante 3 días. Buques similares hubieran sobrevivido ese tiempo, pero el Sea Venture adolecía de un defecto de juventud: sus cuadernas no se habían asentado. El calafateado había sido forzado, y el buque enseguida empezó a embarcar agua. Los cañones del barco fueron lanzados al agua para aumentar la flotabilidad, pero eso sólo retrasó lo inevitable. El almirante de la compañía, sir George Somers iba al timón durante la tormenta. Cuando avistaron tierra en la madrugada del 25 de julio, el agua alcanzaba los 9 pies, y la tripulación y los pasajeros estaban agotados. Somers dirigió deliberadamente el buque hacia los arrecifes, que resultaron ser de la isla Bermuda, para evitar así el hundimiento en alta mar. Con ello se consiguió que las 150 personas a bordo, y un perro, llegasen a tierra sanos y salvos.

Esta escena es el comienzo de la obra de Shakespeare llamada La Tempestad. O al menos eso sostiene la amable película Shakespeare in Love. Otros lo dudan. Recordemos que Viola y William se enamoran pero la preciosa Gwyneth Paltrow tiene que embarcar hacia las américas con su obligado marido.

[ Shakespeare In Love ]
[ Fotógrafo: Freesat HD ]


El gran Shakespeare sólo se curará escribiendo una nueva obra de teatro con su amada en el corazón. Nace La Tempestad. Viola se convierte en Marina.


- - -