lunes, 26 de diciembre de 2011

Corsarios de brea

Este verano he estado en Bretaña. Ya lo he contado. He estado en Saint-Malo, la ciudad corsaria, como me había iluminado Plisson: René Duguay-Trouin, Robert Surcouf, Le Renard, y paro de contar.

Como quien dice, ya estaba preparado para encontrarme con una placa en honor del corsario Duguay-Trouin, y con un ex-voto de su Stella Maris en el interior de la mismísima catedral de Saint-Malo.

[ Corsario René Duguay-Trouin ]
[ Fotógrafo: naveganteglenan ]


Y también para contemplar la estatua del otro corsario, hijo predilecto de Saint-Malo, Surcouf.

[ Corsario Robert Surcouf ]
[ Fotógrafo: naveganteglenan ]


En la misma cornisa, y al mismo nivel que Jacques Cartier, el descubridor de Canadá.

[ Jacques Cartier ]
[ Fotógrafo: naveganteglenan ]


Pero para lo que no estaba preparado es para lo que descubrí en la encantadora isla de Bréhat. La isla está muy cerca de Paimpol, con su base de Glénans :-)

Bréhat es un pequeño paraiso, a marea alta y a marea baja. No tiene coches. Ideal para caminar y perderse en ella, y en sus playas.

No recuerdo muy bien cómo me enteré de que Bréhat también tenía sus corsarios, con sus tumbas en la iglesia del pueblo. Me puse a buscar entre las lápidas del cementerio de la iglesia.


Renuncié a encontrar las tumbas por mí mismo, y empecé a preguntar a diestro y siniestro. Hasta que una isleña me dijo que la acompañase. Pues lo dicho, para mi sorpresa, no dirigió nuestros pasos al cementerio anexo, sino a la entrada de la iglesia.

[ Entrada a la iglesia ]
[ Fotógrafo: naveganteglenan ]


Con una sonrisa señalo hacia una lápida justo en en centro de la entrada. No me lo podía creer:

[ Lápida corsaria de Bréhat ]
[ Fotógrafo: naveganteglenan ]



Allí estaba. No pude leer el nombre del corsario, pero allí se encontraba su bandera favorita :-)


- - -

RAE: brea.

4. f. Mar. Mezcla de brea, pez, sebo y aceite de pescado, que se usa en caliente para calafatear y pintar las maderas y jarcias.

- - -

domingo, 20 de noviembre de 2011

Del rojo y del blanco

Ya lo he comentado, este verano he estado en Bretaña. No podía faltar una visita a la isla de Brehat .

Primero porque he disfrutado un montón de veces navegando por los alrededores de Brehat, o, como dicen los franceses, Bréhat, y por los alrededores de Paimpol (gracias, Glénans :-)

A parte de eso, Brehat es un pequeño archipiélago, precioso; con preciosas piedras grises y areniscas.

[ Piedra y guía en la isla de Bréhat ]
[ Fotógrafo: naveganteglenan ]


Bueno, también es una isla de corsarios franceses... pero eso es para otro día :-)

Volvía, andando, de ver y disfrutar del querido faro del Paon, cuando ví unas niñas que veraneaban en la isla y se divertían vendiendo esas bonitas piedras grises, pintadas con motivos marinos. No me pude resistir. Conseguí una que mostraba una faro roji-blanco sobre un vivo fondo azul marino, con sus rompientes blancas. Me resultaba familiar.

Horas después, en una tienda de souvenirs, tuve la respuesta. Era el faro del Grand Léjon. Discretamente, coloqué mi piedra gris en la estantería que presentaba una estatuilla del Phare Grand Lejon, todo él roji-blanco.

[ souvenir Grand Léjon ]
[ Fotógrafo: naveganteglenan ]


Esta foto ha resultado ser un desastre. Ha sido la caja de Pandora roji-blanca. Primero, ma ha empujado a buscar en la Wipipedia, y, en efecto, ahí está a unas 9 millas de la entrada de Saint-Quay-Portrieux.

[ Le Grand Léjon ]
[ Fotógrafo: KarlBlohm ]


Leyendo la wiki, me acordé de alguna navegación que disfruté por esas aguas, en el verano del 97 :-)

[ Grand Léjon ]
[ Fotógrafo: naveganteglenan ]


En ese viaje del 97 (el mismo en el que estuve cerca del Fastnet ;-), algunos días después de rozar el Grand Léjon, me volvió a llamar la atención el roji-blanco, y fotografiaba, en aguas británicas, la bandera de Glénans junto con la de cortesía ;-)

[ Glénans Jack ]
[ Fotógrafo: naveganteglenan ]

Con todo ello revuelto, recordé que el roji-blanco es el color de mi villa natal, Gijón, que es una de las provincias marítimas españolas, con su bandera blanca, encuadrada en rojo... de casta le viene al galgo... aunque también es la enseña del Sporting de Gijón :-)

Y ya, entonces, empecé a desvariar. El rojo y el blanco debe de tener algo que ver con la visibilidad marítima. Ya que hay muchos faros roji-blancos. Buscando, buscando he encontrado cosas. Muy interesante la web de los socorristas del lago Leman.
De noche, el color blanco es el más visible, y y es el más evidente con una iluminación uniforme. Pero se vuelve mediocre en un entorno claro, a la luz del sol, en las tarmentas de nieve, en la niebla, así como cuando aparecen borregos en la mar. El ojo humano realmente ve mejor el verde, que se asocia la seguridad. Cerca del verde, en el espectro, se encuentra el amarillo, que se ve mejor que el rojo, color tradicionalmente asociado al peligro y que parece negro por la noche. [...]. Paradójicamente, el rojo se utiliza para señales de parada de vehículos y de peligro. La razón principal es que la luz se absorbe en la niebla, la lluvia, la bruma, etc. Sabemos que la luz se atenúa cuando a traviesa un medio dispersivo, como son las partículas de agua [...]
O sea que los faros con franjas horizontales rojas y blancas se ven mejor durante el día, y cuando hay bruma y niebla.

Bueno, el faro de Gijón no es roji-blanco. Pero, sí lo es la torre Smeatons en el Mount Batten de Plymouth :-)


[ Fotógrafo: RobertBFC ]

Curioso el mundo del roji-blanco. Me ha alegrado ver que a Amy también le gustaba, por lo que se ve en la portada de su Back to Black :-)


- - -

domingo, 23 de octubre de 2011

El Arsenal de Venecia

Quizás, la primera vez que tuve noticias marineras del Arsenale de Venezia fué gracias a Corto Maltés, en su aventura denominada La fábula de Venecia. Recuerdo que Corto se para delante de los leones que se encuentran a la entrada del Arsenal, y reflexiona.

[ Fuente: Fábula de Venecia de Hugo Pratt ]

En uno de mis viajes viajes a la ciudad marinera no pude evitar emular al amigo Corto.

[ Fotógrafo: naveganteglenan ]

Pero nunca había conseguido entrar y visitar el famoso arsenal. Entonces me conformaba con leer la descripción que de él hacían Guido Fuga y Lele Vianello, los amigos de Hugo Pratt, en su libro La Venecia secreta de Corto Maltés.

El Arsenale de Venecia, rodeado de altas murallas, se halla hoy en un cincuenta por ciento en estado de abandono, pero en tiempos de la República Serenísima y en el momento de su máximo esplendor, era una de las mayores atarazanas de Europa, sino la mayor. Ocupaba a más de 5.000 trabajadores, de modo que en tiempos de guerra podía llegar a producir hasta dos naves diarias.

Arsenale viene de la palabra árabe darsina'a, es decir, lugar donde se construyen y se guardan las naves, y éste fue fundado alrededor del año 1104, en tiempos del dux Ordelafo Falier. Inicialmente ocupaba las islas llamadas Las gemelas, pero con el tiempo creció hasta el punto de extenderse por toda la vasta área comprendida entre los canales de San Francesco della Vigna, San Martino, la Tana y San Pietro di Castello.

La primera anexión se remonta a 1304, cuando se construyó la llamada tana, reconstruida poco después por el arquitecto Antonio da Ponte entre 1579 y 1583. Era el lugar donde se fabricaban las cuerdas (hoy llamado Le Corderie), y que por su extraordinaria amplitud es utilizado para realizar exposiciones de arte internacional.

Parece ser que el nombre de tana proviene del antiguo nombre del río Don, que era Tanai. En la desembocadura del río Tanai, en el mar de Azov, los venecianos poseían importantes emporios comerciales. De allí provenía el cáñamo utilizado por la Marina para fabricar cuerdas y maromas. El Arsenale posee otras extraordinarias estructuras, como la Darsene del Sansovino o Tettoie delle Gaggiandre, que se remontan al siglo XVI. La visión de estas estructuras nos hace comprender que Gian Battista Piranesi quedara fascinado por ellas y que le inspiraran algunos de los grabados de sus Cárceles de la imaginación, y se percibe la influencia de esta estructura del Arsenale junto a sus otros estudios de la arquitectura romana. Toda la estructura está rodeada de espesos muros y de torres de guardia para observar hasta una distancia de unas dos millas marinas (milla marina: 1.851,66 m).

También es interesante señalar que se debe a los Arsenalotti (los antiguos artesanos que trabajaban en el Arsenale) la realización del extraordinario techo de la sala del Consejo Mayor del Palacio Ducal, de 25 m de ancho por 54 m de largo y 5,40 m de altura, además de otros techos de numerosas iglesias de Venecia.

Y añadían la descripción que Dante hacía del Arsenal.

[ Fuente: Guido Fuga y Lele Vianello ]

La semana pasada he vuelto a Venecia :-) Ha dado la casualidad de que en estos días estaba activa la Biennale di Venezia. Es una ocasión excepcional, no tanto de ver arte, sino de ver edificios que normalmente están cerrados y que se abren como espacios de muestra de la Biennale.

Pues me entero de que hay muestra en el mismísimo Arsenale. No pierdo un minuto, saco las entradas y me planto en La Corderie :-)

[ Fotógrafo: naveganteglenan ]

Y después admiro la Darsena Nuovissima. Magnífica.

[ Fotógrafo: naveganteglenan ]

La guinda de la visita fué durante la comida. Mientras comía, y me bebía una birra, cuál sería mi sorpresa cuando ví entrar en la Dársena al Moro di Venezia, uno de los barcos italianos de la Copa del América. Bravissimo :-)

[ Fotógrafo: naveganteglenan ]

Por cierto, he encontrado una web indispensable para recorrer Venecia, Venisse... La Sérénissime, ya que contiene cientos de fotos referenciadas en un mapa. Gracias a ella he podido ver más cosas del Arsenal. La añado a la web de los puentes de Venecia :-)

- - -

sábado, 3 de septiembre de 2011

Desde las arenillas hasta la cantera de granito

He estado buceando en mis recuerdos de aquella singladura iniciática de finales de mayo del 82, que partió del Port des Sablons para recalar en la isla de Guernsey. Y los recuerdos son puntuales pero muy precisos.


Comienzo por la tripulación.

El patrón era un físico un poco mayor que yo, ya que nos acompañaba su hijo de unos 12 años. Se había formado en el mundo de los cruceros, y nunca había hecho vela ligera. Por eso me acuerdo de otro tripulante, que al contrario, había hecho mucha vela ligera, y comentaba que era la major manera de aprender la navegación a vela.

La polémica me sorprendió, por novedosa, y, sin embargo sigue ahí. Por una parte, la solidez del crucero, sus inercias y pesos, sus tiempos de maniobra, su adaptación a los viajes oceánicos. Por la otra, la levedad de la vela ligera, la influencia del peso y la acción del navegante en la respuesta de la embarcación, su velocidad y orientación deportiva.

La vía crucero necesita practicar la autonomía, desde el mantenimiento del material, la navegación, las telecomunicaciones, los motores y primeros auxilios, hasta la meterología, pasando por los conocimientos en alimentos y en cocina. Su biblia se plasmaba en las primeras ediciones del Cours de navigation des Glénans.

La vía ligera necesita el conocimiento la dinámica de fuerzas, de la física de materiales, y de una excelente forma física. Su expresión se encuentra en los nuevos capitulos de las últimas ediciones del Cours des Glénans.

Me gustan y practico ambas vías. No quiero ni puedo elegir :-)

Volviendo al tema de la tripulación, recuerdo que había otro tripulante: una chica que desafortunadamente se mareó durante casi toda la travesía, y sobre la que comentaré algo más adelante.


También me acuerdo de cosas de la travesía.

De la salida de Saint-Malo no recuerdo nada, salvo la vaga sensación de que me gustaba la experiencia. Me iba haciendo con el barco.

Sí recuerdo que al paso por Jersey, el tiempo empeoró y la visibilidad se redujo considerablemente. Se habían mareado todos los tripulantes excepto el patrón y yo. Toco madera, porque es un don que conservo :-)

No vimos la isla de Jersey. Recuerdo que el patrón me hablaba de radio-faros en la isla y de otros aparatos de navegación desconocidos para mí, aunque no extraños :-)


Finalmente, tengo una impresión muy viva de la llegada al puerto en Guernsey.

En un ambiente grisón y gozoso, fué como entrar, entre 2 montañas, por un paso muy estrecho.

Llegamos a una especie de pequeñísimo puerto, con un pantalán al que nos amarramos.

Recuerdo que le dije a la chica que sufría de mareo (le mal de mer), lívida, que habíamos llegado. No se lo creía. Tuve que insistir varias veces. Por fín salió del interior de la cabina y casi se lanzo al pantalán, en el que se tumbó de espaldas y empezó a recuperar el color.

Durante mucho tiempo he creído que era el puerto de Saint Sampson, en el noreste de Guernesey. Pero el otro día lo estuve revisando en la Wikipedia, y es demasido grande, y normal. Por eso me puse a inspeccionar la costa sur y este de Guernsey con ACME (híbrido).


En el extremo noreste de de Guernsey he marcado en rojo una zona que podría ser un puerto deportivo. Hay zoom sobre la zona.


Puede ser. Veo una palabra clave: La Lande. Perfecto para buscar en Google... bingo :-)

Parece ser el puertecillo Beaucette.

[ Fotógrafo: theronin ]

Seguro que era aquí. A la izquierda se ve su entrada estrecha y rocosa. Y el puerto es pequeñito. Seguro fué aquí donde amarramos ese primer día de navegación.


Beaucette Marina en Guernsey.

Para saber algo más sobre mi primer puerto de desembarco, voy al derrotero EnRoute: el English Channel (pdf - 3 MB).

Beaucette Yacht Marina, formed from a disused quarry, is situated 0.2 mile S of Fort Doyle. The entrance fairway is indicated by a lighted range.
Curioso, ¡ era una antigua cantera ! No me queda nada más que navegar por Google.

Confirmado por varios canales. Quizás el más detallado es un vídeo de youtube que en su inicio aclara el tema.
Beaucette Marina was a granite quarry. In 1969 the quarry owner at the time wanted to turn it into a marina and the British army engineers agreed to blast through an entrance as part of an army exercise. It was the first marina to be built in the Channel Islands.
No me extraña que me pareciese como una entrada entre montañas :-)

[ Fotógrafo: jrg_ ]

Otro video de youtube muestra en los primeros segundos algo parecido a mi gris entrada en Beaucette.

Allá por el 1982, el puerto era bastante más rústico. He encontrado algo que me suena.

[ Fotógrafo: stewart.rothwell ]

La web del puerto deportivo está muy bien, y describe muy bien la aproximación por el sur que debimos de hacer por la Petite Canupe :-)

Por cierto, he encontrado otra web de puertos, Sailing Almanac, que decribe bien la entrada a Beaucette.


Al día siguiente irímaos a Sark (Sercq para los francófonos).

[ Beaucette Marina ]
[ Fotógrafo: Ningaloo ]


Sark no estaba muy lejos, a unas 8 millas a vuelo de pájaro, pero no me acuerdo de gran cosa, salvo el desembarco, al mismo tiempo que el de los british en las Malvinas.

[ De Guernsey a Sark ]
[ Fuente: naveganteglenan/ACME ]


Eso sí, la salida debió de ser espectacular, otra vez entre montañas :-)



No estuvo mal para ser la primera vez :-)

- - -
chascarrillo: En francés sablon quiere decir arenilla. Por eso este post sobre la navegación entre Les Sablons y la cantera convertida en Marina Beaucette se llama así :-)

- - -

miércoles, 31 de agosto de 2011

Vivement la voile

Mi amerizaje en el gozoso mundo de la vela se produjo en Bretaña, allá por el 1982.

Este verano he vuelto a Bretaña, revisitado esos lugares iniciáticos y confirmado algunas de las leyendas marítimas que pueblan mi blog.

Hoy me quedo con tres lugares: el puerto des Sablons (en Saint-Malo), la escuela de vela de Beg-Rohu y el archipiélago de Glénan.


Port des Sablons

Como ya he esbozado en una antigua entrada, mi descubrimiento de la navegación a vela se produjo en una salida de un largo fin de semana del año 1982, desde Saint-Malo a la isla anglo-normanda de Guernsey, el primer día de navegación. El segundo día rumbo y visita a la Isla de Sercq (Sark, que dicen los ingleses). El tercer día fondeo y dormida en Jersey. Y vuelta a Saint-Malo.


La fecha aproximada del acontecimiento la puedo determinar fácilmente, ya que el día que desembarcamos en Sercq, algo pasó en la guerra de las Malvinas. O el desembarco de los ingleses, el 21
de mayo de 1982, o el asalto de la capital Darwin, el 28 de mayo.

Gracias al SHOM disponemos de las mareas en el puerto de Saint-Malo :-)

[ Fuente: SHOM ]

Hasta ese mayo de 1982, yo nunca había puesto los pies en un velero. Pero en el comité de la empresa en trabajaba se organizaban salidas de fines de semana, que reunían navegantes experimentados con grumetes aficionados
, como yo :-) O sea que supongo que un puente de 4 días me permitió embarcar y dormir la primera noche en el puerto deportivo de Sablons (en Saint-Malo).

Recuerdo que me acosté con el barco a la altura del muelle y me dormí plácidamente con el ruido de las drizas golpeando los mástiles. Al despertar a la mañana siguiente no me podía creer lo que veía. ¡El barco había bajado más de 7 metros! Yo ya estaba acostumbrado a mareas de unos 4 metros en Gijón, pero lo que veía era espectacular, hasta costaba subir la rampa, como se ve en la foto que he tomado este verano ;-)

[ Port des Sablons ]
[ Fotógrafo: naveganteglenan ]

Pensemos. En la anterior tabla de mareas de finales de mayo de 1982, en Saint-Malo, el miércoles 26 se produjo la marea alta a las 22h36, con 12,25 metros. Posiblemente, esa era la hora a la que llegamos al Port des Sablons y nos fuimos a dormir. A la mañana siguiente, la marea baja se produjo a las 5h41, con 1,74 metros: ¡más de 10 metros de diferencia! ¡y "sólo" había coeficiente 92!

El pasado 21 de marzo, con coeficiente 118, la diferencia de altura sobrepasó los 13 metros :-)

[ Fuente: SHOM ]

Una vez recuperado del susto, salimos a navegar rumbo a Guernesey: unas 60 millas en 11 horas, con un rumbo NNW. Me acuerdo de lo bien que me lo pasé, con el patrón, disfrutando por primera vez de una buena mar de fondo, sin marearme. La llegada fue a la Beaucette Marina, en Guernesey, una antigua cantera de granito :-) No me imaginaba lo que me había perdido hasta ese momento. Supe que tendría que navegar más.

[ Rumbo de Saint -Malo a Guernsey ]
[ Fuente: naveganteglenan/Wikipedia ]


Desgraciadamente, no me pude apuntar más veces a esas salidas de fin de semana :-(


Beg-Rohu, en Quiberon

Por fín, años más tarde, celebramos (durante una semana) un congreso de física de plasmas en un sitio tranquilo. Como a los franceses le gusta la vela, las reuniones de trabajo se organizaron en L'Ecole Nationale de Voile, en Beg-Rohu :-)

Este verano he conseguido dormir 3 días, de nuevo, en la península de Quiberón, al lado de la escuela. Todavía podía oir los gritos de los cañas cuando volcaban conmigo, ignorante proel del 420 :-)


Archipiélago de Glénan

Allá por 1988, de vuelta a España, y con mis primeros ahorrillos, decidí aprender a navegar. Había oído hablar de l'École de voile de Glénans. Allí me fuí. A la isla de Drenec. ¡Qué 15 maravillosos días tuve! Por la vela ligera, y por la compañía. Repetí Drenec al verano siguiente. Fueron los Hobie Cats et ses bananes, y la compañía :-)

Pues este verano, hemos vuelto a la isla de Saint Nicolas, el 3 de agosto. Buen día, soleado.

La marea baja era a las 14h01, con coeficiente 98 y 0,63 metros, en Concarneau. En la siguiente foto se ve al fondo 2 Hobies, en la rampa de Drenec. A la derecha se vé lo estrecha que es la separación entre Saint Nicolas y Drenec, a marea baja. Ni corto ni perezoso me puse el traje de baño... y me fuí nadando a la querida isla de Drenec :-)


[ Al fondo, Drenec, desde Saint Nicolas ]
[ Fotógrafo: naveganteglenan ]


Por fín, la vela ;-)

- - -

sábado, 23 de julio de 2011

Cartas nauticas... de naufragios

Este verano voy a disfrutar de la costa de Bretaña :-) Lo estoy preparando desde hace unos días. Por supuesto, consulto a menudo los derroteros EnRoute: el English Channel (pdf - 3 MB) y el West Coast of Europe and Northwest Africa (pdf - 14 MB). Y Mi Catálogo de faros, como no podía ser de otra forma... y la Wikipedia con su GeoHack :-)

Pues bien, he tenido un problema: el MapTech, que me permite consultar cartas náuticas de costas anglófonas, no funciona para las costas bretonas :-(

Caso concreto. Pienso visitar Belle-Île-en-mer, y allí seguro que intentaré visitar su costa oeste. Por lo menos tendré que ver los farallones (aiguilles) de Port-Coton...

[ Belle-ile Port Coton ]
[ Fotógrafo: Rémi Jouan ]


... pintados por Monet :-)

[ Claude Monet Pyramides Port Coton ]
[ Fuente: Collection Dr. Rau, Köln ]


Y también el faro Goulphar.


El Goulphar, visto desde la mar, es otra cosa :-)


... y que tan bien describe Mi Catálogo de faros:
Goulphar (Grand Phare de Belle-Île). 1836 (Augustin Fresnel). Active; focal plane 87 m (285 ft); two white flashes every 10 s. 52 m (171 ft) granite tower with lantern and gallery, rising from a 2-story circular base attached to a large 1- and 2-story keeper's complex.

Vaya, qué casualidad, 2 destellos cada 10 segundos... como en mis recuerdos de infancia... el faro Torres, el faro de Gijón, también se reconoce por sus 2 destellos cada 10 segundos :-)
Cabo de Torres (Gijón). 1924 (station established 1865). Active; focal plane 82 m (269 ft); two white flashes every 10 s. 12 m (39 ft) octagonal masonry tower with lantern and gallery, attached to the front of a large 2-story keeper's complex. Entire building painted white; lantern dome painted red.

[ Faro de Torres ]
[ Fotógrafo: NikoGogol ]


Pues he solucionado el problema al encontrar una web ¡dedicada a los naufragios en Betaña!

Más concretamente, en la página dedicada al naufragio del Chausey, un barco pesquero de 1917, que, desgraciadamente, naufragó el 20 de noviembre de 1920 cerca del faro Goulphar, debido a una espesa niebla, aparece una copia de la carta SHOM de la zona.

[ Chausey - Belle-Île ]

Pues ahí puedo localizar los farallones (aiguilles) de Port-Coton, el faro...

En la misma web, creo que mantenida por buceadores que disfrutan con los restos de naufragios en Bretaña, se ofrecen detalles de cartas náuticas cerca de Audierne, Etel, Bréhat, Camaret-sur-mer, Île de Groix, Île-Molène, Île de Sein, Île-d'Yeu, Archipel des Glénan, La Baule, Le Conquet, Sept-Îles, Lorient-Saint Louis, Île de Noirmoutier, Île de Ouessant, Pointe de Penmarc'h, Lesconil, Port-Navalo, Quiberon, Saint-Nazaire y el passage de la Teignouse.

Todos sitios de dificil navegación, como queda demostrado.

Pero, no hay mal que por bien no venga...

- - -

miércoles, 1 de junio de 2011

La Barcelona acaba con Tramontana

A finales del mes de marzo, hice unas estimaciones sobre las fechas de mi paso por las puertas de la Barcelona World Race virtual, y otros puntos notables.

Pues no me he confundido tanto... en lugar de llegar el martes 31 de mayo, he llegado el 2 de junio. Dos días de retraso. No está mal :-)

Algunos datos:
  • Salida: 13 de febrero de 2011
  • Llegada: 2 de junio de 2011
  • 108 días y 9 horas de navegación
  • 29.216 millas recorridas
  • Velocidad media: 11,2 nudos
  • Velocidad máxima: 21,7 nudos
Según la clasificación de la BWR, me he colado virtualmente detrás de las chicas del GAES :-)
Me ha gustado esta regata virtual. Atrás quedan el paso del Ecuador, la Isla de Gough, la Marion, las islas Kerguelen, la Leona, el laborioso paso del estrecho de Cook, una vez pasado el Cabo Farewell, el paso del Cabo de Hornos, y tantos otros momentos que he dejado en el tintero.


Otro día completaré mis impresiones sobre las regatas virtuales, ahora quiero dejar la carta simulada de la llegada a Barcelona, con una buena Tramontana de refilón.


La llegada ha sido a una buena velocidad, 11,05 nudos, con viento a un largo, de 11,63 nudos. Estos IMOCA son una maravilla :-)


La Tramontana quedaba un pelín lejos. La Tramontana es ese viento tipo foehn que suele soplar entre Barcelona y Menorca. Ese notable pasillo de viento del noroeste, formado entre el este de los Pirineos y el oeste del Macizo Central. Con esa ola larga y persistente.


La Tramontana se ve bien clarita, aunque se podía haber acercado algo más a Barcelona :-)

Bueno, ya dejo descansar al atlantic_hero_2 en Barcelona, que su sistership atlanticdiva2 ya lo hace cerca de Dublín :-)

- - -