sábado, 3 de septiembre de 2011

Desde las arenillas hasta la cantera de granito

He estado buceando en mis recuerdos de aquella singladura iniciática de finales de mayo del 82, que partió del Port des Sablons para recalar en la isla de Guernsey. Y los recuerdos son puntuales pero muy precisos.


Comienzo por la tripulación.

El patrón era un físico un poco mayor que yo, ya que nos acompañaba su hijo de unos 12 años. Se había formado en el mundo de los cruceros, y nunca había hecho vela ligera. Por eso me acuerdo de otro tripulante, que al contrario, había hecho mucha vela ligera, y comentaba que era la major manera de aprender la navegación a vela.

La polémica me sorprendió, por novedosa, y, sin embargo sigue ahí. Por una parte, la solidez del crucero, sus inercias y pesos, sus tiempos de maniobra, su adaptación a los viajes oceánicos. Por la otra, la levedad de la vela ligera, la influencia del peso y la acción del navegante en la respuesta de la embarcación, su velocidad y orientación deportiva.

La vía crucero necesita practicar la autonomía, desde el mantenimiento del material, la navegación, las telecomunicaciones, los motores y primeros auxilios, hasta la meterología, pasando por los conocimientos en alimentos y en cocina. Su biblia se plasmaba en las primeras ediciones del Cours de navigation des Glénans.

La vía ligera necesita el conocimiento la dinámica de fuerzas, de la física de materiales, y de una excelente forma física. Su expresión se encuentra en los nuevos capitulos de las últimas ediciones del Cours des Glénans.

Me gustan y practico ambas vías. No quiero ni puedo elegir :-)

Volviendo al tema de la tripulación, recuerdo que había otro tripulante: una chica que desafortunadamente se mareó durante casi toda la travesía, y sobre la que comentaré algo más adelante.


También me acuerdo de cosas de la travesía.

De la salida de Saint-Malo no recuerdo nada, salvo la vaga sensación de que me gustaba la experiencia. Me iba haciendo con el barco.

Sí recuerdo que al paso por Jersey, el tiempo empeoró y la visibilidad se redujo considerablemente. Se habían mareado todos los tripulantes excepto el patrón y yo. Toco madera, porque es un don que conservo :-)

No vimos la isla de Jersey. Recuerdo que el patrón me hablaba de radio-faros en la isla y de otros aparatos de navegación desconocidos para mí, aunque no extraños :-)


Finalmente, tengo una impresión muy viva de la llegada al puerto en Guernsey.

En un ambiente grisón y gozoso, fué como entrar, entre 2 montañas, por un paso muy estrecho.

Llegamos a una especie de pequeñísimo puerto, con un pantalán al que nos amarramos.

Recuerdo que le dije a la chica que sufría de mareo (le mal de mer), lívida, que habíamos llegado. No se lo creía. Tuve que insistir varias veces. Por fín salió del interior de la cabina y casi se lanzo al pantalán, en el que se tumbó de espaldas y empezó a recuperar el color.

Durante mucho tiempo he creído que era el puerto de Saint Sampson, en el noreste de Guernesey. Pero el otro día lo estuve revisando en la Wikipedia, y es demasido grande, y normal. Por eso me puse a inspeccionar la costa sur y este de Guernsey con ACME (híbrido).


En el extremo noreste de de Guernsey he marcado en rojo una zona que podría ser un puerto deportivo. Hay zoom sobre la zona.


Puede ser. Veo una palabra clave: La Lande. Perfecto para buscar en Google... bingo :-)

Parece ser el puertecillo Beaucette.

[ Fotógrafo: theronin ]

Seguro que era aquí. A la izquierda se ve su entrada estrecha y rocosa. Y el puerto es pequeñito. Seguro fué aquí donde amarramos ese primer día de navegación.


Beaucette Marina en Guernsey.

Para saber algo más sobre mi primer puerto de desembarco, voy al derrotero EnRoute: el English Channel (pdf - 3 MB).

Beaucette Yacht Marina, formed from a disused quarry, is situated 0.2 mile S of Fort Doyle. The entrance fairway is indicated by a lighted range.
Curioso, ¡ era una antigua cantera ! No me queda nada más que navegar por Google.

Confirmado por varios canales. Quizás el más detallado es un vídeo de youtube que en su inicio aclara el tema.
Beaucette Marina was a granite quarry. In 1969 the quarry owner at the time wanted to turn it into a marina and the British army engineers agreed to blast through an entrance as part of an army exercise. It was the first marina to be built in the Channel Islands.
No me extraña que me pareciese como una entrada entre montañas :-)

[ Fotógrafo: jrg_ ]

Otro video de youtube muestra en los primeros segundos algo parecido a mi gris entrada en Beaucette.

Allá por el 1982, el puerto era bastante más rústico. He encontrado algo que me suena.

[ Fotógrafo: stewart.rothwell ]

La web del puerto deportivo está muy bien, y describe muy bien la aproximación por el sur que debimos de hacer por la Petite Canupe :-)

Por cierto, he encontrado otra web de puertos, Sailing Almanac, que decribe bien la entrada a Beaucette.


Al día siguiente irímaos a Sark (Sercq para los francófonos).

[ Beaucette Marina ]
[ Fotógrafo: Ningaloo ]


Sark no estaba muy lejos, a unas 8 millas a vuelo de pájaro, pero no me acuerdo de gran cosa, salvo el desembarco, al mismo tiempo que el de los british en las Malvinas.

[ De Guernsey a Sark ]
[ Fuente: naveganteglenan/ACME ]


Eso sí, la salida debió de ser espectacular, otra vez entre montañas :-)



No estuvo mal para ser la primera vez :-)

- - -
chascarrillo: En francés sablon quiere decir arenilla. Por eso este post sobre la navegación entre Les Sablons y la cantera convertida en Marina Beaucette se llama así :-)

- - -

2 comentarios:

Laurus nobilis dijo...

Esta marina é encantadora, mas com um tempo pior, entrar e sair dela deve gerar muita adrenalina...

naveganteglenan dijo...

Tienes razón, laurus nobilis. He leído en alguna web que la entrada es difícil con mar de fondo :-)

Dicho eso, el puerto de Beaucette está al este de la isla, por lo que no debe sufrir mucho los temporales del oeste, predominantes en la zona.

Hasta pronto.