viernes, 27 de febrero de 2009

La mirada de Taberly sobre Plymouth

Ya he acabado de leer el Quatrevingt-Treize. Me ha gustado. El por qué queda fuera de este mi blog. En la novela sólo se describe una escena marinera, en la que prima el aspecto épico, por lo que no me extenderé más sobre el tema.

Ahora acabo de empezar el libro Victoria en solitario, de Éric Tabarly. La cosa ha sido muy sencilla. Pilar y Fernando se han ido a París unos días, y les he encargado el DVD de Tabarly. Y me lo han traído :-) Lo que me esperaba. Un gozoso collage de documentales. Y salen los Pen Duick y los Alain Colas, los Philippe Poupon, los Titouan Lamazou, los Olivier de Kersauson, los Marc Pajot y algunos otros de los que me habré olvidado. Eso sí, todos jovencitos :-)

Pues bien, esta mañana leía la visión del amigo Tabarly, allá por el año 64, al llegar con su Pen Duick II a la bahía de Plymouth [ googleearth: 50º21'N + 4º9'W ], de la que ya he tenido la ocasión de contar algo.
Exactamente vienticuatro horas después de nuestra salida de Brest entramos en la bahía de Plymouth. Tras doblar las rocas de Mewstone y el pequeño y estrecho estuario del Yealm, arrumbamos a la baliza del rompeolas que cierra el Sound en su mitad. En la costa, los paseantes y los bañistas parecen numerosos. Recuerdo que hoy es día de Pentecostés. Dejamos el rompeolas por babor y penetramos en la bahía por el canal del Este. Al fondo de la rada, a unas dos millas, aparecen frente a nosotros las instalaciones del puerto y la antigua ciudadela de Carlos II. La bahía está rodeada de una línea de colinas. Al Oeste, grupos de árboles se destacan sobre los montes. Al Este, un alargado edificio ocupa la cima de una colina, y más lejos, en la campiña, unos altos postes se elevan en el cielo. Deben de ser las antenas de la estación emisora de Staddon. Este es el paisaje que dentro de unos días enmarcará nuestra salida. Busco con la mirada la isla de Drake, que se destaca poco a poco de tierra, y cerca de ella la famosa boya Melampus, una de las balizas de la start line.
En el libro hay un dibujo a mano de la bahía. Se me ha ocurrido lo fácil que es hoy, gracias a las TIC, de ampliar, detallar y aprender de todo ese recorrido: Wikipedia, MapTech, flickr, Panoramio, Mi Catálogo de faros, y dejo de contar. Pues así es.


En el extremo sureste de la carta se localiza el Great Mew Stone. Más que una roca es un islote. Centro la búsqueda en Panoramio. Encuentro una imagen desde tierra, en la que el islote parece muy tranquilo. Y sin embargo el pintor Turner tuvo otra visión marina del Mew más inquietante.

Parece ser que Tabarly no tuvo ningún problema con el Mew y arrumbó a la baliza del rompeolas que se encuentra, en la carta, en el centro de la entrada a la bahía. Encuentro más de 200 fotos en flickr. Me interesa la siguiente, porque proporciona una idea de las dimensiones de la bahía.



Además muestra perfectamente, en la ampliación de la original, la baliza en la entrada este, que cita Tabarly en su libro, el faro en el extremo oeste, y a la altura del centro, separado del rompeolas se encuentra el Fuerte Shovel. En Mi Catálogo hay una referencia a la historia de la contrucción del rompeolas, para proteger el puerto de las tempestades del sur. MapTech presenta una carta a escala 1/12.500 de toda la zona :-) Bill's Boat tiene un pequeño album con vistas marinas de la entrada oeste, de la baliza del extremo este y creo que del Hoe. En el Plymouth Hoe se encuentra, además de la estatua del alcalde y corsario Drake, la Torre Smeaton, que, cuenta Mi Catálogo, formó parte de la primera construcción del faro Eddystone.

Después de todo ello, Tabarly pasa cerca de la boya Melampus, cerca de la isla de Drake.



Y aquí está la isla de Drake. En el original se puede ampliar todo lo que se quiera. Voilà :-)

Otro día, más.

- - -