sábado, 23 de enero de 2010

Back to Dublin

El medio periplo tocaba a su fin. De Ardglass a Dublín, nos quedaban sólo unas 64 millas (unas 13 horas). Pero había que hacerlas. Las previsiones se confirmaban. Viento de suroeste. Sería otro gran bordo de ceñida.



Bitácora del 12 de agosto de 1993

Me despierto a las 6 de la mañana con un ruido en el puente. El pesquero al que estamos abarloados se va a faenar. Fisher ya está afuera, y Jim preparándose. Me lanzo de la cama, aunque John me dice que no hace falta. Llueve, le paso un cabo. Termino. A intentar dormir un poco, sólo, porque se decidió no hacer navegación nocturna, con previa visita a Carlingford Lough. Es posible que mañana el viento vire a suroeste o sur, y anuncian tempestad.

Así que, a las ocho, desayuno, y, temprano, nos vamos, John a la caña. Me lo tomo con tranquilidad, copiando mis puertos. Jim a la caña, Tato friega. Hoy no he hecho nada. Sol cojonudo.

Pasamos al lado de las montañas Mourne, que Jim quiere que yo fotografíe, ya que sus padres caminaban por ellas en los años 30. Mejor las escocesas. Fotografío el loch perdido.

[ Fotógrafo: naveganteglenan ]

Hay rachas de veintitantos nudos. Rizo primero, y, al deshacerlo, ¡¡se rompe el eje que da movimiento horizontal a la botavara: fatiga del metal. John y yo atamos de fortuna la dicha, y volvemos a la carga. Él llama por VHF a Radio Dublín, y a Belfast Coastguard, para que preparen la reparación. Hero nos escolta con vela reducida.

Cojo la caña, y poco a poco volvemos a la ceñida normal. Mi única aprensión es cazar demasiado la trapa. Comida, manzanas, y, al final de la tarde, con varios gusts y chubascos, se pone un día precioso. Vemos las Skerries, al norte de Dublín, y empezamos a ver aviones. Lambay, Howth, pasamos en medio de la regata, tonteando a regatear, Jim feliz.

Nos abarloamos a un pesquerito en Dún Laoghaire. Cocinar, bacon con cabbage, un poco quemadillo.

John se queda vigilando. Los demás italianos, Jim y yo, a un pub. Se nos junta la compañera de Jim, y, al final, Christophe que se va a dormir a su casa.

- - - fin de la bitácora del 12 de agosto - - -


En mi foto de la Mourne Mountains, al fondo se vislumbra a nuestro colega el Atlantic Hero. Se ve que está amurado a estribor. Dado nuestro probable rumbo, confirmo que el viento debía de ser de suroeste.

Pero empecemos por el principio. Con ese madrugón caótico. Recuerdo cómo a pesar de la hora, y de la lluvia, salí corriendo para maniobrar nuestro Atlantic Diva, y permitir que los pesqueros, a los que estábamos abarloados, se fuesen. Creo recordar que eran varios, como en la foto. Estaba amarinado después de un mes, inmensa alegría :-)


Del resto no me acuerdo gran cosa. Vagamente de la rotura del pinzote de la botavara, y de cómo nos arreglamos para salir del paso. De la isla de Lambay nada. Sí me acuerdo de oir bastantes cosas de la península de Howth, con su pueblecito y marina. Pero al final terminamos en Dún Loaghaire, el gran puerto deportivo al sur de Dublín, en el que ahora hay algunos buques-faro retirados. El puerto es mayor que el de Howth... y estaba cerca de la casa de Christophe. Nos quedaba un día más :-)


- - -