jueves, 13 de marzo de 2008

Adios al Maria Assumpta

Hace unos días ha sabido que el velero Maria Assumpta naufragó en las costas de Cornualles. Gracias Joan Sol. No puedo añadir nada a lo expresado en el blog de Joan Sol, ya que no conocía nada sobre la existencia es este buque. Ni sobre su construcción, ni sobre su singladura, ni sobre su triste final. Sólo quiero resaltar la amplitud de la información que se puede encontrar en la citada entrada... y complemetarla con datos que he deducido tanto del vídeo que en ella se incluye.

En este vídeo se indica que el naufragio se produce en una zona de Cornualles denominada The Mouls, cerca de Rumps Point [ googleearth: 50º35'40"N + 4º55'26"W ].


En el vídeo también se pueden contemplar ímágenes de los restos de María Assumpta, detrás de las rocas.



He buscado en Google Earth, y encontrado, una foto que establece el lugar del naufragio.

[ The Rumps ]

[ Fotógrafo: /////Freddie\\\\\ ]


Lo cierto es que la zona de navegación es delicada en la proximidad de la costa. Hay bajos fondos de 0,8 metros en la punta de los Rumps.



Tengo que leer detenidamente la sentencia judicial que se emitió como consecuencia de ese trágico hecho. Seguro que es muy instructivo. Espero poder comentarlo en el futuro.


- - -

2 comentarios:

Joan Sol dijo...

Te agradezco mucho la referencia a mi blog así como tu aportación a la historia -diría que poco conocida- del "Maria Assumpta".
Fue realmente una pérdida enorme el hundimiento de ese barco, no sólo por las tres víctimas mortales, sino porque se perdió una pieza valiosísima de nuestro patrimonio marítimo. Imagínate, una embarcación centenaria, construida en una playa de Badalona, en la época de la navegación comercial a vela. De hecho, debió haberse evitado que ese barco fuera a parar a otro país. Supongo que ahora sería diferente, porque hay una mayor sensibilidad hacia el patrimonio marítimo.

Leyendo informaciones sobre el desastre, parece mentira que su capitán y armador se confiara tanto pasando tan cerca de la costa. Además recibió una llamada al móbil de un "harbourmaster", un práctico de puerto, supongo que de Padstow, advirtiéndole de que navegava demasiado cerca de tierra, y al cual no hizo caso. Como tu dices, observando la carta se ve perfectamente el peligro de esos bajos casi a flor de agua, que aconsejan mantenerse alejado de Rumps Point. Imagino que si no le hubiesen fallado los motores, hubiese podido salir de allí; pero creo que siempre hay que pensar en lo peor. Al menos yo, cuando salgo con mi barco, un bote de vela latina de 1954, con un fueraborda de 6 CV, suelo pensar: "¿qué haría ahora si me fallase el motor?". Y normalmente suelo navegar siempre a barlovento de la bocana del puerto para poder regresar a vela. ¡Y además llevo un par de remos! Creo que en el mar toda prudencia es poca y, de momento, me ha ido bien.

Hasta pronto.

naveganteglenan dijo...

Tienes toda la razón. Para navegar hay que ser un poquito inconsciente, pero sólo un poquito. He tenido la suerte de navegar varias veces por Cornualles, pero siempre al sur de la zona del hundimiento: entre el Land's End y las islas Scilly. Hay fuertes corrientes y puede haber mucho viento... pero el el vídeo que se muestra en tu blog no parece que hubiese mal tiempo. Definitivamente, tengo que leer la sentencia presentada en tu blog.