lunes, 11 de febrero de 2008

Carpinteros navales, el Hermione y La Fayette

Ya ni me acuerdo si he incluido entre los amantes de la mar a todos aquellos que nos ayudan a disponer de navíos para el mayor disfrute de los que nos apasiona navegar: carpinteros navales, algunos con dificultades para seguir desarrollando sus habilidades, como es el caso de los que trabajan en los Astilleros Nereo; arquitectos navales, también esenciales; y de los muchos más de los que me olvido ahora.

Ya hace tiempo sabía que en Francia se promovía la recurperación de estas artes. Me acabo de acordar de esa revista clásica denominada Chasse-marée, en honor de aquellos barcos transportistas de pescado. ¡Aviso a navegantes!: hay un número especial, para francófonos, que festeja el número 200 de Chasse-marée :-)

Es un mundo. Hoy me bastará con reenviar a los enlaces que se encuentran en el El mar és el camí.


El mar, día a día. 11 de febrero.

Rochefort-sur-Mer. Dársena de la fragata Hermione.

En el siglo XVIII, en las dársenas de Brest [ googleearth: 48º22'N + 4º29'W ], Toulon [ googleearth: 43º6'N + 5º54'E ] y Rochefort [ googleearth: 45º56'N + 0º57'W ] se construían los buques de la Marina. Únicamente el casco de uno de estos barcos gigantescos requería casi un año de trabajo en los astilleros. Estos «maestros del hacha» tenían una habilidad que mantenían en secreto y utilizaban madera de roble para los cascos (para un barco de 74 cañones hacían falta 2.800 robles centenarios) y madera de pino, flexible y ligera, para los palos. La construcción del barco comenzaba con la colocación de las cuadernas, unas piezas transversales del armazón montadas perpendicularmente sobre la quilla. Luego se ponían el revestimiento interior y seguidamente el revestimiento exterior y después la cubierta, en la que se recortaban las cañoneras, portas y escotillas. Finalmente, se procedía al calafateo y transporte del barco al muelle de aparejo. Así nació el Hermione en Rochefort, en 1778, después de 11 meses de gestación. Esta fragata ligera de 65 metros de eslora y tres palos hizo posible que La Fayette, en 1780, se uniera a los americanos sublevados que luchaban por su independencia. Desde 1997, la asociación Hermione-La Fayette se ha lanzado a la onírica aventura de reconstruir esta fragata. En 2007, el Hermione seguirá la estela de su ilustre antepasado.



[ La Hermione ]

[ Fotógrafo: Guy Ribadeau Dumas ]


- - - fin del día 11 de febrero - - -

Ni que decir tiene que me ha entusiasmado conocer algo sobre la fragata Hermione y su proyecto de reconstrucción, como sobre el apoyo que le ofreció a La Fayette, en su aventura americana.

2 comentarios:

Joan Sol dijo...

Hola!
Es un placer visitar tu blog. Aprovecho la ocasión para agradacerte tu referencia y enlace al mío y, sobre todo, que te hagas eco del problema que afecta a Astilleros Nereo de Málaga. Ciertamente en otros paises tienen más sensibilidad hacia todo lo relativo a la recuperación y conservación del patrimonio marítimo. La construcción de la rèplica de la "Hermione" es una prueba de ello.

Aprovecho también para decirte que Astilleros Nereo tiene el proyecto de construir una rèplica del bergantín "Galveztown", el barco con el que el militar i político malagueño Bernardo de Galvez conquistó Pensacola, recuperando La Florida para España.
Encontraràs su història en este enlace: http://www.andalucia.cc/adn/1096per.htm

Pues sí, está previsto que los días 9, 10 y 11 de mayo se coloque la cuaderna maestra, con la participación de entidades norteamericanas involucradas en el projecto. Por cierto que EEUU hará donación de la madera necesaria para construir el barco. O sea que si el proyecto no se tuerce y Nereo consigue salir adelante a pesar de su contencioso con la Administración, muy pronto vamos a tener nuestra "Hermione".

Nos leemos. Un saludo desde Premià de Mar.

naveganteglenan dijo...

Hola Joan. No me había enterado de tu comentario hasta hoy !!!

Esto que me comentas me parece fenomenal. Espero que la construcción del Galveztown sea una realida y que permita seguir ejercicendo su oficio a los artesanos y profesionales de los Astilleros Nereo.

Y gracias por tu premio :-)