lunes, 18 de febrero de 2008

La baliza Bean Rock a la entrada de Auckland

Hoy todo ha sido mucho más fácil que la localización de San Diego. La baliza-faro Bean Rock [ googleearth: 36º50'S + 174º49'52"E ] está bien centradita a la entrada de la bahía de Auckland, y no he tardado ni cinco minutos en tenerla a la vista en GoogleEarth.


El mar, día a día. 18 de febrero.

Nueva Zelanda. En la inmensa bahía de Auckland, las balizas guían a los cargueros y deportistas náuticos.

El puerto de Auckland se extiende hasta el infinito, miles de palos blancos batidos por las jarcias restallan al viento. En esta ciudad todo el mundo tiene un barco o conoce a algún propietario. Resumiendo: aquí, todo el mundo es un poco marino. En los grandes paneles de bienvenida que adornan las avenidas se lee por todas partes: «The city of Sails welcome you», es decir, bienvenido a la ciudad de los veleros. La victoria del neozelandés Peter Blake en la Copa del América reforzó esta identidad de ciudad volcada hacia el mar. Desde entonces se multiplican las regatas en el golfo de Hauraki, embarcaciones de fibra de carbono y de kevlar pasan las balizas de la bahía a un ritmo prodigioso, sin invadir la ruta de los ferrys y los cargueros, omnipresentes en el golfo. Volviendo a tierra nos queda una impresión: es como si la ciudad de Auckland fuera una isla en sí misma. Numerosos puertos naturales diminutos se esconden en la costa recortada. Alcanzarlos en coche cuesta horas, a veces, mientras que en barco es cuestión de unos pocos minutos.


- - - fin del día 18 de febrero - - -

Carta marina alrededor del Bean Rock. Como siempre: GeoHack con las coordenadas del Bean Rock y después el visualizador MapTech. Funciona :-)



Se pueden observar otra baliza roja [R] muy cerca del Bean Rock, en una dirección de 10º, (que se distingue en algunas de las fotos referenciadas en el Catálogo de faros :-) Una segunda baliza verde [G], deja, entre ella y la gran baliza, a las verdaderas rocas: Bean Rocks, que afloran 1,4 metros en algunas condiciones.

Por supuesto que no me he olvidado del gran Peter Blake, el ganador de la Copa del América en 1995, con su Black Magic, que murió años después a manos de piratas.


[ Peter Blake, ganador de la Copa del América ]

[ Fotógrafo: Louis Vuitton ]


- - -