viernes, 18 de abril de 2008

Faros surrealistas

Es una broma :-) Todo viene porque en la entrada de hoy del libro de Plisson aparece una fotografía que es más parecida a un cuadro surrealista, de esos de ventana (del faro) encuadrando cielo azul y gaviota sobrevolando, Magritte, que a una foto de un faro. La verdad es que está bien y seguro que es lo que contemplaban los ojos de muchos fareros muchos días al año. Bonito homenaje.



El mar, día a día. 18 de abril.

A vista de pájaro. Faro de la isla Vierge.

Los faros de las costas francesas despliegan una gran diversidad de estilos arquitectónicos. Si La Jument se alza como un torreón de castillo fortificado,

[ le phare de la jument ]

[ Fotógrafo: cam_leroux ]

Tévennec
[ googleearth: 48º4'N + 4º47'W ] se parece a una capilla,

[ Phare de Tevenec ]

[ Fotógrafo: boisecq erwan ]



mientras que el faro de los Héaux de Bréhat enarbola intimidatorias almenas

[ Heaux de Brehat ]

[ Fotógrafo: Lighthouses Plus® ]


y la gran torre de la isla de Yeu [ googleearth: 46º43'N + 2º23'W ] ha optado, por su parte, por el art déco.


Cordouan
, verdadero Versalles del mar, con su capilla y sus apartamentos reales, ilustra las gracias arquitectónicas y decorativas de los faros franceses, verdaderos monumentos.



Todos se caracterizan por acabados ornamentados, balcones elegantes, refinadas balaustradas de hierro forjado, saledizos que visten su fuste esbelto. El hombre ha construido faros para señalar los escollos. Pero, ¿por qué los ha hecho tan bellos? ¿A quién quería seducir con tanta coquetería? Los únicos visitantes que pueden admirar desde el exterior las mil caras de los faros son quizás las aves marinas, las que más a gusto se encuentran en el universo vertical y aéreo de las torres.

- - - fin del día 18 de abril - - -


- - -