jueves, 24 de abril de 2008

Luz marina

Ante una entrada tan poética no me queda nada por añadir. Sólo buscar una foto que reproduzca, razonablemente, el comentario al "clair de soleil". Supongo.


El mar, día a día. 24 de abril.

Luz. Un pequeño haz de sol atraviesa la capa de nubes que ha dejado la tormenta.

Ayudado por el viento que rasga la capa nubosa, el sol dirige su proyector de luz hacia el lúgubre océano, depositando en su superficie un círculo plateado. Más abajo de la superficie opaca reina un universo tenebroso, poblado durante largo tiempo por monstruos temibles y voraces, fruto de la imaginación popular y del desconocimiento de los grandes fondos oceánicos. En 1872, el buque británico Challenger inició una campaña oceanográfica de cuatro años de duración en la que se realizaron numerosos muestreos, obteniéndose la prueba inesperada de la existencia de vida hasta los 5.200 m de profundidad. Estos resultados del Challenger arrojaron algo de luz sobre los misterios de la fauna abisal. Más tarde, gracias a los batiscafos, el hombre ha constatado que miles de especies variadas y originales (entre ellas, un calamar de 17 m o una medusa de 900 kg) viven en las profundidades hostiles adaptándose a la oscuridad permanente, al agua muy fría, a una enorme presión y a la escasez de alimento. Pero este reino todavía es poco conocido.


- - - fin del día 24 de abril - - -


- - -