lunes, 28 de abril de 2008

Regatas

Confirmo mi gusto por la regatas de vela. Uno se obliga a estar atento y concentrado, a trabajar coordinados toda la tripulación. Una gozada. El crucero a vela es otra cosa. Es viaje, es forma de vida.


El mar, día a día. 28 de abril.

Chubasco de viento. En otoño, cuando los chubascos visten la flota de regatistas, aparece la poesía del puntillismo en el paisaje.

Mar adentro o cerca de la costa, en solitario o por equipos, desde los Optimist infantiles hasta los más grandes multicascos, las regatas de vela y sus mil y una combinaciones posibles escenifican como en un teatro las hazañas más admirables y las más inolvidables tragedias. La Ruta del Ron y la Transat británica, las regatas transatlánticas más famosas, comparten un mismo océano, incluida la mini-Transat, con sus veleros de 6,5 metros de eslora. Las ilustres competiciones alrededor del mundo en solitario como la BOC Challenge (heredera de la única edición de la Golden Globe del 1968), la Vendée Globe y la reciente Around Alone, comparten un objetivo común con la prestigiosa Whitbread, aunque en este caso la competición es por equipos. Regatas sorprendentes como el campeonato de multicascos, clásicos o no, de la regata del Figaro y míticas como la Copa del América, animan un larga lista de enclaves costeros, mientras que mar adentro se disputan la Admiral's Cup y la Fastnet, que da la vuelta al faro homónimo situado al sudoeste de Irlanda. Finalmente, con los trofeos Jules Verne y The Race, se dirime quién es el más rápido en dar la vuelta al mundo.



- - - fin del día 28 de abril - - -

Por cierto, el amigo abstract_effects tiene una galería de fotos muy interesante y muchas de ellas sobre temas marinos.


- - -