lunes, 17 de noviembre de 2008

Acantilados normandos

Son curiosos estos acantilados blancos a ambos lados del Canal de la Mancha. De un lado los de Dover y del otro los de Étretat [ googleearth: 49º42'N + 0º12'E ], en Normandía. No estaría mal hacer una travesía entre ambos :-)


El mar, día a día. 17 de noviembre.

Amanecer en Étretat. El fuego en el acantilado responde a la noche que se va.

«Hacía mal tiempo». Los chubascos se sucedían uno tras otro, muy negros, y nosotros sobrevolábamos la costa en helicóptero. Íbamos a la caza de imágenes, pero sin grandes esperanzas. De pronto, un haz de luz despierta la creta, con sus dibujos finos como cabellos. La noche se va, el fuego permanece. El momento es deslumbrante, intento tomar un foto. De milagro, el resultado es fiel a la visión del momento», cuenta Philip Plisson. Aquí, tan cerca de Étretat y a un palmo de la gigantesca terminal petrolífera de Antifer, el faro de «aterrizaje» no es un lujo. Su alcance es de 28 millas y domina el mar a más de 100 metros. Sin embargo, este gran ojo blanco, puesto en marcha en 1995, está amenazado: la vegetación se come al acantilado por arriba, el mar lo erosiona por debajo y la línea de costa retrocede peligrosamente. Los desprendimientos pueden llegar a desmoronar la torre. Para salvarla haría falta desmontarla piedra a piedra y reconstruirla un poco más lejos. Como se hizo en el Cabo Hatteras en los Estados Unidos de América.



- - - fin del día 17 de noviembre - - -


- - -

2 comentarios:

Laurus nobilis dijo...

São incríveis, as formas que a natureza pode assumir...

naveganteglenan dijo...

laurus nobilis, como veo que te gustan tanto las formas de la naturaleza como Nueva Zelanda, puedes echar un vistazo al Cabo Brett :-)