miércoles, 3 de septiembre de 2008

La entrada embravecida al puerto de Saint Guenole

Ya he contado unas cuantas cosas sobre la entrada al puerto de Saint Guénolé [ googleearth: 47º48'N + 4º23'W ], de sus alineamientos y de las cartas marinas que lo acompañan. Ya sólo me falta un puente para hacer una escapada a Bretaña para disfrutar realmente de ese precioso puerto. Ojalá.



El mar, día a día. 3 de septiembre.

Regreso al puerto de Saint-Guénolé, bajo la mirada del Príncipe de los Faros.

Que seis torres vigilen las rompientes de Penmarc'h indica la necesidad de señalización de este mentón de Bretaña. En primer plano, la señal indica el camino hacia el puerto de Saint Guénolé. Justo a su izquierda, confundidas con las casas del pueblo, las torres de rayas blancas y negras constituyen una enfilación que facilita la aproximación. A la derecha, en el cielo que el viento blanquea, se yergue el Príncipe de los Faros. Construido gracias a una donación a la memoria de un mariscal napoleónico, Eckmühl celebró en el año 1997 sus cien años. Y junto a éste, a ambos lados, el viejo faro y el semáforo de la Marina nacional. El escenario que estos hitos componen hace presagiar que aquí la función no siempre es apacible. En tierra firme, los diques protegen del embate de las olas que vienen a morir aquí, después de haber tomado fuerza en el Atlántico. De los 1.800 km de costas que posee Bretaña, la punta de Penmarch'h forma parte de los lugares menos frecuentados por los chubascos de viento del sudoeste. Con todo, el puerto está dotado de unas instalaciones ultra modernas para la subasta de pescado y una de las primeras de Francia para el tonelaje de las capturas de pesca.


[ retour de pêche à Penmarc'h ]

[ Fotógrafo: Philip Plisson ]

[ REF - AA05238 ]


- - - fin del día 3 de septiembre - - -

La foto de Plisson ya la he utilizado varias veces. No creo que le importe :-)


- - -