jueves, 25 de septiembre de 2008

La roda

Como ya tengo otro post de una proa, con su bulbo y su delfín, he escogido una foto un poco más rarilla, desde una curiosa perspectiva :-)




El mar, día a día. 25 de septiembre.

La roda o estrave o los secretos de un devorador de millas.

Los hay perfectos, que apenass sobresalen de la carena para su aliño de gigante. Los hay por estrenar y que el mar desflora por vez primera. Los hay que conservan de sus cabalgatas oceánicas algunas cicatrices; zarpas, golpes y heridas que narran, con letras misteriosas, el pasado de la nave. Los estraves conservan la memoria del choque con una baliza, del paso entre los hielos, de un remolque algo brusco o de una llegada a puerto más dificil de lo previsto. Siempre mágicas, las rodas cortan las rutas náuticas. Ellas son las que abren-el paso y engullen de 15 a 20 millas por hora, o sea, 700 km cada 24 horas o 22.000 km por mes; el equivalente a una vuelta al mundo. Estilizados, perfilados, rectos o, como en los acorazados, invertidos, han adoptado todas las formas a lo largo de su historia. Navegantes, carpinteros de ribera y arquitectos han hecho pruebas para encontrar las rodas que mejor penetraran en el agua, las más veloces, las que mejor seccionan la superficie del mar.



- - - fin del día 25 de septiembre - - -


- - -