sábado, 20 de septiembre de 2008

Encuentro de veleros en aguas de Brest

Este año ha tocado Brest 2008, ya clásico encuentro de veleros y actividades marinas en aguas de Brest [ googleearth: 48º22'N + 4º29'W ], en las que, parece ser, se incluyen fondeos y puertos como los de Camaret-sur-Mer [ googleearth: 48º16'N + 4º35'W ] y Douarnenez [ googleearth: 48º6'N + 4º20'W ].

Debe haber sido bastante espectacular, según contaban el amigo Joan Sol y los enlaces publicados en la Singradura da Relinga: La Mar d'Amics a Brest 2008 y Galiza en Brest 08. El único chubasco que hubo que lamentar fué el hundimiento del Thopaga. Pero ya contamos con los chubascos y en Brest se sigue navegando :-)


El mar, día a día. 20 de septiembre.

Una celebración multitudinaria. Un encuentro feliz, sin límites de edades ni fronteras.

Brest. Julio de 1996. Cuatro años después de la primera «Fiesta internacional de barcos y marinos», unos dos mil navíos antiguos -los de mayor prestigio, los más grandes, los más antiguos, los más peculiares y los más espectaculares- llegan a Douarnenez, a 60 km al sur de la Cité du Ponant, junto a los cabos de Finistère. En la estela de los exploradores de antaño, de La Boussole y del Astrolabe, franquean el Goulet a todo trapo y atracan en los Tas de Pois, los islotes de Camaret. Alrededor de los acantilados de arenisca, una muchedumbre de aficionados escolta a los aparejos antiguos. Un total de tres mil barcos forman este peculiar ballet. Durante las rutas surge la magia de los encuentros. Aquí, la goleta La Recouvrance, la embajadora de Brest construida en los astilleros de Guip en 1992, navega junto al Rose, que ha cruzado el Atlántico para participar en el encuentro. En primer plano, el Renard, una réplica del navío de Surcouf.



- - - fin del día 20 de septiembre - - -



- - -

4 comentarios:

Javi dijo...

Gracias por tu visita y por tu comentario, marinero.
Sigo visitando tu blog y aficionándome a buques y navegaciones. Bueno siempre es algo que me gustó, aunque en la vida no practico ni la centésima parte de las cosas que me gustan, porque aficiones tengo muchas, pero otra cosa es ponerlas en práctica.
Me pregunto qué ocurrirá cuando agotes el diario de navegación. Imagino que abarcará un año. Una lástima para los que te leemos, ver tu anotación diaria y a la vez el diario de a bordo, se ha convertido en una de mis rutinas diarias.
Un saludo.
Javi.

naveganteglenan dijo...

Hola javi. Sólo sé que el 17 de diciembre me sentiré aliviado de esta (agradable) carga que me he impuesto a mí mismo.

De todas formas, tengo más libros de Plisson, pero sin fecha de publicacion :-)

Javi dijo...

Me alegro por ti, pero estaría bien que hubiera escrito el diario de un lustro, para regocijo de tus lectores ;-)
Enhorabuena por tu compromiso con el blog, está genial.

naveganteglenan dijo...

Hola javi. Un lustro a este ritmo diario no creo que lo resistiese :-)

Además sobre mi Bitácora no escribo desde el 30 de julio :-(