lunes, 26 de mayo de 2008

Danzando sobre la arena

Tal cual.


El mar, día a día. 26 de mayo.

Unos pasos de danza, entre la arena y la espuma, en el borde del mundo.

El alba azul permite ver a esta «bailarina» de una playa de Bayona. Caminar con los pies descalzos entre la espuma, como sobre un alambre de funámbulos, es seguir un camino que siempre se mueve, infinitamente emocionante. Desde siempre, los hombres se han sentido atraídos por el borde del mundo, por el litoral. Los europeos lo tienen muy fácil, porque ninguno se encuentra a más de 350 km de una costa. Es la suerte de una tierra, marítima por excelencia, que heredó el océano cuando nacieron los continentes. La moda de los baños de mar no se impuso en ella hasta mediados del siglo XIX, pero otros pueblos no esperaron tanto tiempo para disfrutar de la fascinación de las riberas. En las islas Sandwich, más tarde llamadas Hawai, el surf era un arte de los dioses y un deporte de reyes, y todas las culturas polinesias dedican mucho tiempo a los baños rituales que señalan las grandes etapas de la vida.


[ Sur l'eau ]

[ Fotógrafo: ZZ ]


- - - fin del día 26 de mayo - - -


- - -