lunes, 12 de mayo de 2008

Hacer banda en Martinica

Ayer, el inconsciente me hizo adelantarme a estas fotos de regatistas martiniqueses, y ya se me había ocurrido pensar en lo dificil que debe hacer vela con tanto trapo y con aparejos tan, aparentemente, endebles. Y sin embargo, se mueve :-)


El mar, día a día. 12 de mayo.

Fin de semana de regatas de yolas en la isla de Martinica.

Los puertos de Robert, François, Macouba, Basse Pointe o del Prêcheur, aunque también los de Sainte-Anne, Saint Luce y la mayoría de puertos de Martinica organizan, cada cual a su turno, su regata de yolas. Estas embarcaciones, que tienen unos cascos refinados y unos diez metros de eslora, han sustituido a los antiguos gomeros, aunque la tradición de las regatas dominicales perdura y brinda la oportunidad de disfrutar de formidables fiestas. Las gentes vienen de todos los rincones de la isla para seguir la evolución de los veleros mientras mordisquean las «aceras», las morcillas antillanas, y beben «Lorraine», la cerveza de Martinica. A varios kilómetros mar adentro, las velas se tensan, las rodas se hunden y las tripulaciones hacen acrobacias para domesticar a estas largas piraguas de alas desmesuradas. Desprovistas de quillas, pero con una superficie vélica de 70 m2, las yolas sólo se pueden mantener horizontales gracias a la habilidad de la tripulación que se cuelga de las perchas y las endereza. Estas prácticas son peligrosas y requieren una atención constante, sobre todo cuando el viento es inestable y se ha formado mar...



- - - fin del día 12 de mayo - - -


- - -