miércoles, 21 de mayo de 2008

Polinesia volcanica

Voilà.


El mar, día a día. 21 de mayo.

Polinesia. Desde que nacen, estos niños están en contacto con su elemento natural, el mar.

El mayor de los océanos, el Pacífico, cubre una tercera parte del planeta, es decir, 180 millones de km2 (el equivalente a las tierras emergidas) y concentra la mitad de las aguas del globo. En él abundan los volcanes, creadores de una miríada de archipiélagos de ensueño convertidos en los emblemáticos mares del Sur, como los de Polinesia y el célebre Tahití. Esta playa de arena negra pone de manifiesto el origen volcánico de esta isla y de sus hermanas. Producidas por un punto caliente situado bajo la corteza terrestre, se alejan de él en fila india hacia el oeste, con la mayor en cabeza, en solidaridad con el fondo del océano empujado por la actividad magmática de la dorsal este-pacífica, a una velocidad récord de 12 a 15 cm al año. Entre los volcanes apagados y runiformes convertidos en islas o atolones, el fondo alcanza la vertiginosa profundidad de 4.000 m. Continuamente renovado, el fondo oceánico es relativamente joven: las zonas más antiguas, en el oeste del Pacífico, sólo tienen 175 millones de años, comparados a los 3.700 millones de años de las rocas continentales de más edad.



- - - fin del día 21 de mayo - - -


- - -