jueves, 1 de mayo de 2008

Le Conquet, lanzadera al Fromveur

Le Conquet [ googleearth: 48º21'N + 4º47'W ] parece ser un bonito pueblecito en el Finisterre francés, y cuyo nombre proviene del bretón Konk, que significa bahía.

[ Port du Conquet ]

[ Fotógrafo: Degert Mathieu ]


Y así es, termina en una bahía que le separa de la península de Kermorvan, en la que se sitúa el faro de Kermorvan. Como describe el Catálogo, es una torre cuadrada de piedra que emite un destello blanco cada 5 segundos.



Sirve para varios alineamientos: el Chenal du Four, tomando como faro posterior al de Trézien [ googleearth: 48º25'N + 4º47'W ]; el Chenal de la Halle, tomando al faro de Lochrist [ googleearth: 48º22'N + 4º29'W ] como faro posterior, y, por último, a otro alinemaiento que tiene como faro posterior al de Saint-Mathieu [ googleearth: 48º20'N + 4º46'W ].


El faro de Kermorvan, en Le Conquet, se situa detrás de una pequeña fortaleza diseñada por Vauban.

[ Le phare du Conquet ]

[ Fotógrafo: JCLB ]


El mar, día a día. 1 de mayo.

Le Conquet. El buque correo Fromveur pasa a diario, prácticamente con independencia del tiempo que haga
.

Haga el tiempo que haga, salvo raras excepciones, la compañía Penn Ar Bed realiza el trayecto entre Brest [ googleearth: 48º22'N + 4º29'W ] y Le Conquet, en el continente, y las islas de Molène [ googleearth: 48º24'N + 4º57'W ] y Ouessant [ googleearth: 48º28'N + 5º6'W ]. A este enlace diario se le llama el «correo». Y su nombre de pila, Fromveur, procede del peligroso paso entre las islas, donde los remolinos engullen un número incalculable de barcos. Construido en 1977, el correo Fromveur, de 40 m de eslora, empezó a acusar achaques al cabo de 23 años de servicio diario. Entonces se contempló la posibilidad de reemplazarlo, pero su potencia y sus cualidades marinas hicieron que siguiera formando parte de la flota de Finistère. Para adecuarlo a la normativa vigente, el Fromveur fue sometido a unas costosas renovaciones. Y, en abril de 2000, salió de Concarneau, rejuvenecido y pimpante, dispuesto a proseguir su tarea. El trayecto hasta estas pequeñas islas, que se hallan en el extremo de la tierra, dura unas tres horas. No obstante, aunque el avión de Finist'air permite realizar un rápido viaje de ida y vuelta y en verano hay embarcaciones que hacen el trayecto en 30 minutos, los habitantes de Ouessantin y de Molène siempre serán isleños. A una isla se llega por mar. Y el mar tiene su carácter.


[ Le Fromveur au Conquet ]

[ Fotógrafo: Ludo29 ]


- - - fin del día 1 de mayo - - -


- - -