sábado, 17 de mayo de 2008

Nueva York marinero

No hace mucho tiempo he estado unos días en Nueva York [ googleearth: 40º40'N + 74º3'W ]. Me ha faltado tiempo para conocer esta ciudad, con esa perspectiva marinera relativamente oculta. A pesar de que Manhattan es una isla y tiene muchos puentes, mucha vida está orientada a la tierra y sus rascacielos. A pesar de que tugster: a waterblog se encargue de recordarnos que también tiene vida marina y marinera.


El mar, día a día. 17 de mayo.

Nueva York. En el río Hudson, las terminales de los transatlánticos vivieron su época de mayor apogeo hasta los años sesenta. Actualmente, despiertan el interés de los inversores para un posible nuevo destino de estas instalaciones.

En 1626, los mercaderes holandeses compraron un pequeño establecimiento comercial en un extremo de la isla de Manhattan y lo llamaron Nueva Amsterdam. Apenas cuatro siglos más tarde se alza en este lugar Nueva York, una de las mayores megalópolis del planeta. La actividad portuaria, desarrollada a partir de finales del siglo XVII por los inmigrantes procedentes de Europa, favoreció el auge de la ciudad. Además, Nueva York era el final de trayecto de los grandes paquebotes que venían de Europa, antes del advenimiento de los aviones. Frente a Manhattan, y a su perfil de cristal y hormigón, los embarcaderos y marinas se adentran en la bahía del Hudson, evocando la edad de oro de los transatlánticos. No resultaría nada sorprendente ver aparecer de nuevo al Normandie, botado en 1935 por Francia, o a su contemporáneo, el inglés Queen Mary. En la estela de estos míticos aristócratas de los mares que rivalizaban en lujo para atraer a una clientela mundana, en 1969 inició su andadura el Queen Elisabeth II. En nuestra ajetreada sociedad, en la que el Concorde enlaza París con Nueva York en 2 horas, ¿no consistirá tal vez el auténtico lujo en disponer de cinco días para hacer este trayecto en paquebote?


- - - fin del día 17 de mayo - - -

Esta foto está tomada desde el continente y al fondo se debería ver el mar. Me ha costado localizarla, especialmente esa fábrica con 2 chimeneas, situada entre la undecima y duodécima avenidas, entre las calles 58 y 59.

Pero he conseguido más fotos marinas de Nueva York. Para empezar esta esta baliza, que creo que marca un canal entre la isla de la Estatua de la Libertad y la isla de Manhattan.


De nuevo viene en ayuda MapTech.


En esta carta he descubierto la Isla del Gobernador. Ha sido muy importante en la logística de Nueva York. Desde el año 1966 hasta el 1996 ha sido sede del servicio de Guardacostas estadounidense. Hoy está en plena reestructuración y hasta hay un proyecto de Santiago Calatrava para contruir un puente góndola para unirla a la isla de Long Island. Wikipedia dixit. Sea lo que sea, a sus alrededores hay unas soberbias corrientes, lo cual demuestra que hay mareas altas y bajas en Nueva York, como se espera de cualquier ciudad maritima.


Para seguir con el tema de Nueva York marítimo merece la pena mostrar el faro que se puede ver en el extremo norte de la isla de Roosevelt (antiguamente conocida como Blackwell Island [ googleearth: 40º46'22"N + 73º56'25"W ]). Según el Catálogo ya está inactivo y decora un parque.


Ya más al norte, a la altura de Harlem he visto una especie de cementerio marino, que revivirá.


Ya en el norte de la isla de Mahattan hay un puente giratorio que une la ría del Hudson con la de Harlem.


Ya sólo me queda, como homenage al amigo tugster: a waterblog, dejar una foto del tugboat Evening Tide navegando por la ría del Hudson.


No todo ha sido navegar por los alrededores de Manhattan. También hay que subir a algún rascacielos... para ver si se puede divisar el mar :-)


Pues sí, a unas 18 millas, con un rumbo de 140º, se encuentra la mar océana.



- - -