lunes, 23 de junio de 2008

Multicascos: catamaranes, trimaranes y praos

La única embarcación multi-casco en la que he navegado es el catamarán. Añade al placer de navegar el placer de la velocidad. Ir a más de 10 nudos haciendo trapecio a varios metros por encima de las olas es una gozada :-)

Pero hoy Plisson nos habla de los praos. Porque nos descubre un secreto: Plisson ha realizado regatas atlánticas en un prao. Chapeau !


El mar, día a día. 23 de junio.

Travesía extrema. Cruzar el Atlántico en un prao, entre la Rochelle y Nueva Orleans; treinta días de ducha salada asegurada.

Los barcos con varios cascos o flotadores tienen más equilibrio. Gracias a la estabilidad de este sistema, los multicascos han podido desplegar superficies vélicas cada vez mayores y así alcanzar velocidades excepcionales. Este tipo de veleros, complejos de maniobrar, se han convertido en los protagonistas de las regatas de altura. Entre sus representantes se cuentan los trimaranes, los catamaranes y los praos. El nombre de catamarán proviene de los términos tamiles «kattu» y «maram», que significan «unión» y «madera», respectivamente, los cuales designan las embarcaciones de los pescadores de la costa de Coromandel, al sur de la India. El prao, originario de Malasia y de Indonesia, e igualmente utilizado por los pescadores Vezo de Madagascar, dispone de un casco principal flanqueado por un solo balancín de equilibrio, el cual debe estar siempre a sotavento. Precisamente, un prao se llevó el tercer premio de la regata transatlántica La Rochelle-Nueva Orleans en el año 1982, diez minutos por detrás de Marc Pajot en el Elf-Aquitaine, sobre el que también iban Guy Delage, François Girod y... Philip Plisson.


[ SAILINGROUT ]

[ Fotógrafo: xenokrat ]


- - - fin del día 23 de junio - - -


- - -