jueves, 19 de junio de 2008

Tempestad en el canal de la Mancha

Las olas debían de ser de impresión :-) No se sabe bien si la foto es de proa o de popa... pues resulta ser de proa :-) He conseguido una foto que da una buena idea... y de cómo era la altura de las olas ¡que no dejan ver el frente del barco!

La descripción de Plisson es más que suficiente, y lo que más me gusta es ese otro barquito que pasa a su popa, bastante acojonado :-)

Dicho esto, hay una versión ligeramente diferente a la de Plisson, y que sostiene que no se trata de la fragata Latouche-Tréville, sino de su gemela la fragate Primauguet. Para el caso viene a ser lo mismo.



El mar, día a día. 19 de junio.

A la capa. La fragata Latouche-Tréville a la capa en tiempo duro en alta mar, a la altura de Brest.

En tiempo duro, para protegerse de las olas que dan bandazos en todos los sentidos, un barco puede ponerse a la capa ralentizando el motor (un velero deberá reducir o arriar sus velas) y colocando el timón a sotavento, tal y como decidió hacerlo aquel día mar adentro, a la altura de Ouessant, el capitán de la fragata Latouche-Tréville. Ésta es una de las siete fragatas antisubmarinos de las que dispone Francia para realizar las tareas de escolta de submarinos y portaviones, protección de las fuerzas navales y lucha antisubmarina. Con una tripulación de 230 hombres, este barco de unas 4.000 toneladas navega en general a una velocidad media de 30 nudos, cuando utiliza las turbinas de gas, y a 21 nudos con el motor diesel. Pero hoy el mar ha tomado otra decisión. Unas olas monumentales, que pueden alcanzar 12 m o más, zarandean la fragata como si fuera un simple tapón de corcho, a pesar de sus 140 m de eslora y 14 m de manga. En la lejanía, otro barco corrobora el estado del mar.


[ Le Primauguet a perdu sa coupée en pleine tempête ]

[ Fotógrafo: Marine nationale ]


- - - fin del día 19 de junio - - -


- - -