miércoles, 25 de junio de 2008

Pirineos en el golfo de Vizcaya

Bonitas montañas, los Pirineos vascos. No las conozco desde el mar. Pero por las fotos, me da la impresión que la vista es menos espectacular que en Escocia. En Escocia hay montañas que se rompen en la mar. En acantilados que cortan la respiración, cuando navegas cerca de ellos.



El mar, día a día. 25 de junio.

País vasco. Las últimas estribaciones de la cordillera de los Pirineos del lado español mueren aquí, en el golfo de Vizcaya.

Frontera natural entre Francia y España, los Pirineos son el resultado de una vertiginosa colisión entre placas continentales. Los relieves aéreos tienen su versión submarina, donde existe una gran actividad tectónica. En el siglo XX, las sondas y, más tarde, los satélites pusieron de manifiesto la existencia de una dorsal oceánica, una cadena montañosa submarina de 2.000 a 3.000 m de altura e igual anchura, que extiende su red en más de 60.000 km en el fondo de las cuencas oceánicas, en los límites de las grandes placas que constituyen la corteza terrestre. El magma asciende por estas fracturas y expande las lavas basálticas a ambos lados de las dorsales. Su enfriamiento hace recular las rocas más antiguas y el fondo oceánico avanza de 1 a 20 cm al año. El descubrimiento de la expansión de los fondos marinos, a finales de los años sesenta, dio respuesta al enigma de la formación de los continentes; también permitió establecer la teoría de la tectónica de placas y confirmar la deriva de los continentes, presentida medio siglo antes por el alemán Alfred Wegener.


[ Fotógrafo: Philippe Stoop ]

- - - fin del día 25 de junio - - -


- - -

2 comentarios:

Amiga Atlántica dijo...

Hola Navegante,
Leyendo esta entrada me he acordado de un profesor de geología de la Universidad de Oviedo... seguro que le iba a gustar leerla ;-)))
Un fresco abrazo desde el Atlántico para el día de calor que vais a tener hoy por la zona centro.

naveganteglenan dijo...

Hola amiga atlántica. Seguro que es un soso, que a pesar de vivir a 30 kilómetros del Atlántico, no lo disfruta como se merece :-)

Aprovecho para decirte, que menudo bonito barco el Alefriz.