martes, 26 de agosto de 2008

Los acantilados de Valentia

Hoy es uno de estos días en que no es muy fácil encontrar fotografía para la entrada de Plisson. Ya había comentado algo sobre la isla irlandesa de Valentia, y de su precioso faro. Ya me imagino lo que ocurrió. Plisson se fué a Irlanda y descubrió la isla de Valentia. Nos preparó algunas fotos, publicadas en sus libros y en su web. La que corresponde al 26 de agosto es una foto tomada desde la mar. En ella se puede ver un pesquero pasando delante de unos acantilados de la isla de Valentia. Después, en su texto habla de otras cosas. Dificil de elegir una foto parecida y que se adapte al texto. Al final, me he dcidido a poner una fotos de imponentes acantilados de la isla. Habrá que visitarlos, también.


El mar, día a día. 26 de agosto.

Pesca de altura en las costas irlandesas.

Un mar en calma y un cielo nuboso subrayan la pendiente abrupta de los acantilados de la isla de Valencia, que se hunden en el océano Atlántico. Muy famosa desde hace tiempo por su caballa, la isla, erguida como un vigía en el sudoeste de Irlanda, sigue siendo un gran centro de pesca de altura. Su situación geográfica, en la vanguardia occidental de Europa, le valió en 1886 acoger el primer cable telegráfico transatlántico que unía Irlanda a Terranova. Gracias a la magia de la corriente cálida del Golfo, esta isla austera, de costas quebradas por el viento y el mar, con una tierra llana y desértica, alberga asombrosos jardines tropicales plantados por un rico aristócrata local, lord Monteagel. En la actualidad, la isla de Valencia se ha convertido en un famoso enclave para la pesca submarina.



- - - fin del día 26 de agosto - - -


- - -