miércoles, 13 de agosto de 2008

Pescadores de Essaouira

Me imagino que en el momento de salir este post estaré bastante lejos de Essaouira, la azul y verde. Cuyas embarcaciones pesqueras, no sólo son objeto de bellas fotografías, sino que son útiles de trabajo de los esforzados pescadores de la ciudad.


El mar, día a día. 13 de agosto.

Antes de que el sol esté demasiado alto, antes de que se levante viento: rumbo a Mogador.

Estas dos tripulaciones son las primeras en traspasar la entrada del puerto de Essaouira. El alba es joven y el viento, que aquí sopla con violencia por la tarde, aún no se ha levantado. Las barcas hacen rumbo a la isla Mogador, varias millas mar adentro. Allá, los hombres levantarán las nasas, lanzarán algunos sedales y calarán dos o tres veces las redes. Por el rabillo del ojo se percatarán de los halcones Eléonor llegados tras el invierno para anidar en sus islotes. Hoy ya nadie molesta las puestas de estas aves. Hace algunos siglos, era muy distinto. Así, de los múrices, una especie de molusco que abunda mucho en este archipiélago, conocidos también como cornetas y cornetillas, se extraía una tinta: la púrpura. Los romanos utilizaban mucho este pigmento y cuando retomaron la costa «marroquí» a los cartagineses, inauguraron la explotación de estos preciados yacimientos y los bautizaron como «Las Purpurinas».


[ ESSAOUIRA SUNSET ]

[ Fotógrafo: zebulon2006 ]


- - - fin del día 13 de agosto - - -


- - -