jueves, 28 de agosto de 2008

Querido chinchorro

Indispensable chinchorro. Porque de vez en cuando hay que desembarcar, y no siempre es posible abarloarse a un muelle o a un pantalán. En la foto de hoy he conseguido una barquita preciosa, y es muy posible que esté tomada en el mismo puerto de La Trinité-sur-Mer, en donde desemboca el río bretón Crac'h.


El mar, día a día. 28 de agosto.

Entre los secretos del río Crac'h, un pequeño bote espera a su barco.

Se trata simplemente de una bote auxiliar de los que en Bretaña se cuentan a miles. Éste ha servido para llegar hasta la boya donde se balanceaba su barco. La tripulación ha recogido los remos, subido a bordo y envergado las velas. Las horas han pasado y el bote sigue esperando. El sol del final del día, que nunca antes había visto esta imagen, ni en los más modestos cuadros, ilumina esta pequeña cáscara de nuez. Muy cerca, en la dársena de Trinité sur Mer, resuenan los obenques. Se trata de uno de los puertos de recreo más grandes de Francia -1200 amarres- que se abre al Golfo de Gascuña y al archipiélago de Belle-Île, Houat y Hoëdic. Y es también el feudo natal de Eric Tabarly , el golfo de Morbihan. Este pequeño mar de 12.000 hectáreas, salpicado de pequeños islotes, constituye un enclave de ensueño para la navegación deportiva, siempre y cuando se sepa lidiar con los temibles corrientes que se arremolinan en estas aguas engañosamente mansas.



- - - fin del día 28 de agosto - - -


- - -