viernes, 24 de octubre de 2008

Manchas de petroleo

He tenido la gran suerte de no haber tenido que navegar nunca en una mar cubierta de petróleo. La mar, aún cuando está más calmada, tiene una textura que viene de la mínima ráfaga de viento. Se agarran el viento y la mar. Me imagino que si la mar se cubre de petróleo ya no se enganchan. Son esas terribles imágenes del Erika, del Prestige y de tantos otros.


El mar, día a día. 24 de octubre.

Mobihan. Manta de petróleo procedente de los tanques del Erika.

El sol se pone y abrasa el contorno de una espesa nube, dispersando sobre el océano sus rayos crepusculares, mar adentro a la altura de Morbihan. El mar está oscuro, aguarda a la noche, no es una balsa de aceite porque el viento arrecia. Derivando al ritmo de las corrientes, surgiendo de ninguna parte a la hora de la puesta del sol, una capa viscosa se dirige hacia la costa impulsada por el viento. Esta masa de hidrocarburos no es casual, procede del Erika, ese petrolero que naufragó más al sur. Por este motivo, su fuel tóxico nunca llegará a los depósitos de almacenamiento de Total, su propietario, sino que navegará durante mucho tiempo por el océano, se dividirá en multitud de manchas más pequeñas que se incrustarán sobre las costas graníticas de la vertiente atlántica. Esta anomalía flotante sobre la superficie del mar en el atardecer se convertirá, dentro de poco, en un anacronismo desesperante en el paisaje del litoral. Entonces, los habitantes sacarán de nuevo sus gafas de buceo, guantes, impermeables, palas y rastrillos, esperando simplemente que esto no se convierta nunca en un ritual bretón.



- - - fin del día 24 de octubre - - -


- - -

3 comentarios:

Javi dijo...

Hola navegante, pasé por aquí para disfrutar un poco al aire libre. Muy buenos post, como siempre.
Un saludo.

naveganteglenan dijo...

Hola javi. Gracias por tus ánimos. Leo de vez en cuando Cositas Buenas, por si vuelves a publicar algo sobre los faros. No he visto aún nada... salvo que lo pongas en alguno de tus otros blogs. No dudes en avisarme. Hasta pronto :-)

Javi dijo...

Hola glenan. Pues si, estoy un poco más disperso, escribiendo relatos y otras cosas, eso me ocupa el poco tiempo libre que tengo después del verano, pero desde luego me gustaría publicar algo más sobre cosas de la mar, principalmente faros. He visto algunos post tuyos de faros colocados en medio del mar, su estado de conservación, etc. Es fascinante, toda una aventura llegar a ellos, toda una aventura que soporten la embestida del mar... Espero que en mi blog, aunque no hable de faros, encuentres cosas que también te interesen. Un saludo!!!.