martes, 8 de julio de 2008

Mirada profunda en Chiba, cerca de Tokyo

Pues sí, la mirada de ese pescador japonés en un malecón de la ciudad de Chiba [ googleearth: 35º36'N + 140º7'E ], en los alrededores de la bahía de Tokio, es la mirada de un marino que ya no navega, pero que conserva la visión marina.


El mar, día a día. 8 de julio.

Japón. Escena de pesca en la bahía de Tokyo.

En esta playa volcánica de arena negra, entre las ciudades de Tokyo y Chiba, todas las miradas convergen hacia el azul del mar. Un grupo de palomas parece entregarse a la contemplación del océano. Una mujer, tocada con un sombrero de paja, rodeada de estos dos cachorros grises, tiesos como estatuas, escruta el ir y venir de las olas que rompen en la playa. A menos que ella no contemple, aun más lejos, en la orilla, a ese pescador todo de blanco que lanza su caña con la esperanza de volverla a levantar pronto... Una cosa sí es segura: todos esos espectadores impacientes se preguntan qué tal va a ir la pesca, ya que en esta bahía abunda el pescado. Haze (góbidos), suzuki (lubinas), shako (cigarras de mar) pueblan los fondos marinos. Sin olvidar, claro está, el apago, la anguila, que vuelve locos a los japoneses. Deben usar mil astucias y trampas para atrapar a esos peces que no sacan la cabeza de su refugio más que por la noche. Esta escena de pesca con caña parece muy lejos de los inmensos buques factoría japoneses que surcan el Pacífico.


[ his way of relaxing. ]

[ Fotógrafo: itsathird ]


- - - fin del día 8 de julio - - -


- - -