viernes, 18 de julio de 2008

Puerto de pesca en Marruecos

Marruecos, al igual que España, está bañada tanto por el Mediterráneo como por el Atlántico. Goza de gran tradición pesquera y sus puertos rebosan aún de embarcaciones manejadas por marinos, en muchos casos, artesanos.


El mar, día a día. 18 de julio.

La magia de los puertos, estas colmenas misteriosas donde el desorden es tan sólo aparente.

Los barcos están en dique seco; se construyen nuevos y se reparan los antiguos. Y a su alrededor, una multitud compacta, habitual en todos los puertos del mundo. Aquí, en Marruecos, la pesca artesanal está todavía muy desarrollada y unas doce mil barcas, repartidas entre las costas mediterráneas y las atlánticas, traen cada día su lote de congrios, doradas, merluzas y pescadillas. Los cangrejos y otros crustáceos también se venden, junto con otras mercancías, a los mayoristas que esperan en el muelle. Las embarcaciones mayores, como los bous, proveen el mercado fresco, así como a las fábricas de transformación y a las conserveras. Marruecos es el primer productor de pescado de África y también el mayor exportador de sardinas de todo el mundo. Cuatrocientas mil personas viven actualmente de la pesca, que constituye el 56 % de las exportaciones alimentarias del país.



- - - fin del día 18 de julio - - -


- - -